Primer plano de Pedro Sánchez sentado en su escaño con cara de preocupación llevándose la mano a la boca
POLÍTICA

Arden las redes tras las palabras de Pedro Sánchez sobre Marruecos

Pedro Sánchez continúa con su estrategia de acercar el máximo posible a España a la monarquía de Mohamed VI

Entre una cosa y otra, el presidente Sánchez acumula varios terremotos políticos. Uno de los más sonados - e importantes, pero de verdad - fue el cambio con respecto a Marruecos y el Sáhara. Cosa que condujo al rey Mohamed VI a alegrarse de la victoria de Sánchez y, en definitiva, a que Marruecos sea uno de sus socios.

Alegría en Marruecos por Pedro Sánchez

Era de esperar que nuestros vecinos del sur se alegraran por la reelección del presidente Sánchez. Él y su ministro de exteriores (de los pocos que han seguido) nos llevaron a un cambio histórico en las relaciones entre Marruecos y España. En resumen: el gobierno español les dio el control del Sáhara Occidental.

Esto, claro, se vendió bajo el amparo de las buenas intenciones, pero los motivos geopolíticos que lo explican son diferentes. Hay muchos: desde convertir a España en el proveedor de gas a la UE hasta llevarse bien con los americanos. O uno que es muy importante para evitarse polémicas progresistas: controlar la inmigración desde el origen.

El caso es que, ahora, España y Marruecos son socios estratégicos. Lo que se traduce en “reuniones bilaterales”, “impulsar acuerdos”, “explorar oportunidades” y más términos propios de la diplomacia. En este sentido, el presidente Sánchez ha hecho un anuncio por X que ha levantado la polémica:

‘Esta relación renovada’

Sánchez habla de ‘relación renovada’ y, efectivamente, es así. España ha hecho una apuesta por la monarquía alauí y mientras dure le sacará los rendimientos que pueda. El problema es que son muchos los que sospechan que hay motivos ocultos para este cambio radical en las relaciones.

Montaje con un plano medio de Pedro Sánchez riendo y aplaudiendo y una foto de Mohamed VI de fondo

En este punto, todo son hipótesis. Hay que recordar que, cuando nos quisimos dar cuenta (el CNI más bien), Sánchez tenía su móvil infectado por Marruecos: el famoso “Pegasus”. En este sentido, más de un usuario en X abunda en esta línea conspiranoica y se pregunta qué es lo que sabe Mohamed VI de Sánchez.

Pero siendo esto verdad o no, la hipótesis más plausible es que, con el pacto, Sánchez tenga controlada la inmigración ilegal. Porque esta ha sido la llave para presionar a España y causarle momentos embarazosos como el del asalto a la valla de Melilla. Es decir, es la manera con la que Sánchez ha decidido gestionar el famoso eje Baleares-Estrecho-Canarias.