Primer plano de Oriol Junqueras
POLÍTICA

Oriol Junqueras rectifica

El líder de ERC niega ahora que exista un acuerdo para la amnistía

Oriol Junqueras da marcha atrás y rectifica el discurso oficial de ERC desde hace unos días. Lo dijo él mismo en Madrd hace ya casi dos semanas y lo repitió Pere Aragonès días atrás: "la amnistía es un hecho". Los republicanos confirmaban que el acuerdo era total, pero tanto socialistas, como Sumar y Carles Puigdemont lo desmintieron. Ahora ha sido el propio Junqueras desde el Congreso quién admitió que el acuerdo no está cerrado.

"Cuando el PSOE se comprometa sin alguna duda en cuestiones sobre la amnistía o los cercanías, será posible llegar a un acuerdo o no", decía Junqueras. El presidente de Esquerra añadía: "No están suficientemente avanzadas las negociaciones para que haya un acuerdo". De este modo, ERC asumía su propio error y daba marcha atrás.

El candidato número 1 de ERC por Barcelona al Congreso de los Diputados, Gabriel Rufián, comparece tras conocer los resultados de la jornada electoral

Los nervios son evidentes dentro de Esquerra Republicana de Catalunya. Su posición es extraña: tienen más poder que nunca, pero su situación es frágil, pierden votos en cada elección y no saben qué hacer para frenar la sangría. Las negociaciones con Pedro Sánchez las está capitalizando Carles Puigdemont y ERC necesita alguna carta ganadora para recuperar terreno.

En este proceso se encuentra Oriol Junqueras, que volvió a viajar a Madrid a finales de semana. La intención no es otra que acaparar los focos y parecer él el garante de la amnistía y otros acuerdos. El problema es que uno no puede dar por hecho un día y rectificar dos semanas después. No es coherente, demuestra debilidad y refuerza al enemigo.

Junqueras apareció en el Congreso poco después del debate de política general, donde Pere Aragonès puso encima la mesa el referéndum. Tras dar por hecha la amnistía -la misma que ahora Junqueras niega- exigió que esta sea la legislatura de la consulta. El president de la Generalitat quiere que haya un referéndum en 2027 y estos cuatro años sirvan para poner las bases. Pues ni en esto hay una opinión unánime dentro de ERC.

El presidente de Esquerra evitó poner el referéndum como línea roja, consciente de que es una tarea casi imposible. El problema de su sinceridad es que deja en papel mojado a Aragonès y al president solo le faltaba esto. Pere Aragonès necesita marcar perfil, ejercer liderazgo y ni los suyos lo acompañan.

Logo de WhatsAppNUEVO EN WHATSAPP: Únete a la comunidad de E-Notícies y comenta sin censura las noticias de verdad.

Que Oriol Junqueras rectifique sería en cierto modo una buena noticia. Hasta cierta sinceridad sería de agradecer. El problema es que los que crearon el conflicto en 2017 no pueden ser nunca parte de la solución.