Plano medio de Carles Puigdemont sonriendo y mostrando una camiseta del Girona FC con el nombre de Puigdemont y el dorsal número 1

POLÍTICA

'No soportan a un Girona campeón con Puigdemont en el palco. Operación de Estado'

La polémica del Bernabéu desata las teorías de la conspiración

Acostumbrado a ver fantasmas en todas partes, el independentismo ha acabado viendo en cualquier cosa una conspiración contra Cataluña. Es el caso de la polémica arbitral del Real Madrid-Almería, este domingo, en el Estadio Santiago Bernabéu. Hablan incluso de una “Operación de Estado”, y meten a Puigdemont de por medio.

Cataluña está viviendo un sueño despierto con la lucha cuerpo a cuerpo del Girona (contra el Madrid) por el título de Liga. El Girona es un equipo que cae especialmente bien por sus vínculos con el independentismo y con Carles Puigdemont. Hay que recordar que este fue alcalde de la ciudad antes de convertirse en President.

La idea de ver a un Girona campeón con Puigdemont en el palco es muy tentadora, y algunos han empezado a ver manos negras para que esto no ocurra. Se han visto ya comentarios en las redes sociales apuntando a una conspiración. No se trata solo de echar una mano al Madrid, sino de quitarle al Girona una Liga que tendría un marcado acento independentista.

'Operación de Estado' contra el Girona y Puigdemont

La cuenta de X @RogerVinton afirma que “esta Liga la tiene que ganar más que nunca el Real Madrid”. El motivo es que “no podrían soportar un Girona campeón con Carles Puigdemont en el palco”. Habla directamente de “Operación de Estado”, aunque se añade resignado que “ya no viene de una”.

El presentador y humorista Óscar Andreu, conocido por programas como Està Passant, de TV3, también quiso decir la suya. “El robo de hoy es una cortina de humo para que no hablemos del robo de todos los días”, afirma. “Lo más sorprendente es que se sienten orgullosos y lo celebran como si fuese real, qué vergüenza”, tuiteó el músico Arnau Tordera.

La teoría se extiende y hay quien apunta que “la gente no está preparada para que el Girona gane esta liga y celebrarlo con Puigdemont. Esto los merengues y demás patriotas de bufanda no quieren ni pensarlo”. “¿Os imagináis al Girona campeón y a Puigdemont en el estadio? ¿Operación de estado en marcha?”, dice otro.

¿En qué idioma hablan en el vestuario?

Muchos catalanes apoyan estas teorías de la conspiración, afirmando que “en Cataluña, al final de la liga, pasarán cosas”. Aunque hay opiniones para todo, como que “veis cosas donde no las hay, Madrid y Barça siempre han hecho trampas sin razones de fondo”. Además, hay quien pregunta irónicamente “en qué idioma hablan en el vestuario del Girona”, insinuando que “son más españoles que el porrompompero”.

El vestuario del Girona parece ajeno a todo estos debates, y el propio entrenador del equipo, Míchel, negó que hubiera una mano negra. Un llamativo contraste entre la gente del fútbol y lo que los políticos generan a su alrededor. Lo de ayer fue gasolina para el fuego que algunos quieren mantener vivo a diario con cualquier polémica.