Montaje con Carles Puigdemont visiblemente enfadado y Pere Aragonès sonriendo con el Parlamento de Catalunya de fondo

POLÍTICA

La Navidad, el nuevo motivo de pelea para ERC y Junts

Carles Puigdemont critica la felicitación del Govern de Pere Aragonès

Junts per Catalunya, que aprovecha cualquier ocasión para rivalizar con ERC, se ha sumado a las críticas al Govern por su peculiar felicitación de las fiestas. La polémica saltó por un comunicado del Departament d’Educació dels Serveis Territorials en Girona. En lugar de la Navidad, felicitaba “las fiestas del solsticio de invierno”.

“Se acercan las fiestas del solsticio de invierno y tendremos unos días de reposo con la familia y los amigos”, dice el comunicado. Esto ha causado la indignación de miles de catalanes, que además recuerdan como Pere Aragonès felicitó el Ramadán a los musulmanes. Acusan al Govern de querer acabar con las tradiciones catalanas.

El último en sumarse a la polémica ha sido nada más y nada menos que Carles Puigdemont. El líder de Junts no ha querido desaprovechar la ocasión para seguir erosionando al Govern de Pere Aragonès y a ERC. Se trata de una nueva batalla entre ambos partidos, después del cambio de posición de Junts sobre la inmigración.

Carles Puigdemont sí celebra el 'Nadal'

Carles Puigdemont ha escrito un mensaje en Twitter reivindicando las costumbres y las tradiciones catalanes. “No hace falta que compartamos valores ni referentes de nuestros antepasados para mantener el vínculo. Tampoco hay que quemarlo todo siempre que queremos evolucionar”, ha escrito.

Puigdemont ha reivindicado “comer escudella, hacer cagar el tió, parar el pesebre, desear Bon Nadal, celebrar Sant Esteve o ir a misa del gall”. El expresident dice que “son algunas de las formas con que los catalanes celebramos estos días”. Y en clara alusióna  ERC, alega que “nadie deja de ser feminista, antirracista o laico por hacerlo”.

Puigdemont defiende que “honrar la tradición no nos hace necesariamente provincianos y cerrados”, y que “renegar no nos hace necesariamente más cosmopolitas y tolerantes”. Además, ha vinculado la identidad a la riqueza de lenguas y tradiciones. “Deseando Bon Nadal estamos diciendo muchas cosas, así que feliz Navidad”.

ERC y Junts pasan a la batalla cultural

Junts per Catalunya ha pasado definitivamente a la ofensiva de la batalla cultural contra ERC. Hasta hace poco, los dos partidos estaban en la misma trinchera, la del buenismo. Pero la crisis del procesismo y la efervescencia del debate migratorio ha hecho que el partido de Puigdemont dé un significativo giro.

La dirección de Junts per Catalunya ha apoyado a sus alcaldes en el Maresme después de que pidieran expulsar a los inmigrantes multirreincidentes. Algo significativo, porque hace solo unos meses la dirección del partido era partidaria del cinturón sanitario a la “extrema derecha” en Ripoll. ERC y la CUP han tildado de “racista” a Junts tras este viraje.

La estrategia de Junts pasa por volver a ser el partido del orden en Catalunya frente a las recetas buenistas de Esquerra. Esto permite al partido de Puigdemont competir más claramente con ERC y el Govern de Pere Aragonès. El Nadal es solo una batalla más en la guerra que llevará a la competencia electoral.

➡️ Política

Más noticias: