Montaje con un plano medio de Joan Ignasi Elena tocándose la barbilla con cara de preocupación y de fondo una imagen de un mosso de espaldas abriendo la puerta de un coche policial
POLÍTICA

'Muchas poblaciones tienen el mismo problema que Calella con la multirreincidencia'

Policías confiesan a E-Notícies que la delincuencia multirreincidente, provocada mayoritariamente por inmigrantes, es un problema extendido por toda Cataluña

El debate sobre la delincuencia multirreincidente ya está sobre la mesa. Hace tiempo que lo vienen denunciando formaciones como Vox o Aliança Catalana. Después se sumaron varios alcaldes de Junts en el Maresme. Y ahora ya es una cuestión que, en mayor o menor medida, todos los partidos se han visto obligados a abordar.

E-Notícies nos hemos puesto en contacto con varios agentes de policía de capitales de comarca de la provincia de Tarragona. Nos piden mantener el anonimato, pero su relato al respecto es claro. "El problema de la multirreincidencia es generalizado", aseguran. Y se muestran incluso sorprendidos por la repercusión que ha tenido el polémico caso de Calella. Allí, un grupo de 11 magrebíes acumulan más de 260 detenciones y el alcalde, Marc Buch, pidió su expulsión. Estos policías explican que "lo de Calella porque ha salido en a la luz, pero esto pasa en muchos municipios de Cataluña". 

En uno de los casos, un agente nos comenta que tienen a un reincidente que "acumula 73 antecedentes", que incluso ha pasado "dos o tres veces por prisión". Pero una vez sale, vuelve a delinquir porque este es "su modo de vida". Todos coinciden que, en general, los reincidentes son gente "que se busca la vida", con "un bajo nivel de estudios" y que, por lo general, "no han tenido otra forma de relacionarse" a lo largo de su vida. A pesar de admitir que estos casos implican tanto españoles como extranjeros, nos cuentan que, según su experiencia, mayoritariamente son inmigrantes, muchos de ellos sin familia aquí, que se dedican a cometer "hurtos, robos con violencia y en vehículos". Otro de los policías nos sitúa la proporción en un 50% entre extranjeros y los que tienen DNI español.

'Ahora hay más extranjeros'

Nos explican que el problema de la multirreincidencia "hace años que existe", pero que ha ido a más en los últimos años y que "se está enquistando", reconociendo que "no tiene una solución fácil". "Antes eran más nacionales, ahora hay más extranjeros", dicen. Y, a pesar de que no se quieren mojar abiertamente sobre la cuestión de las expulsiones, sí que creen que "ahora no se está haciendo demasiado, no hay contundencia y se tendría que mirar a quién dejamos vivir aquí. No se les puede dar todo. Utilizan servicios sociales y, si cobran alguna ayuda, generalmente se la gastan en drogas, por lo que acaban delinquiendo igualmente".

Els Mossos i la Policia deteniendo un hombre en Barcelona

"Vienen muchos inmigrantes a Cataluña, quizás porque creen que es más fácil hacer esto. Se juntan, crean guetos y acaba habiendo zonas en las que tenemos que ir con cuidado: vigilar que no nos tiren piedras o aparcar cerca para que no nos pinchen las ruedas del coche", explica uno de ellos. De hecho, denuncian que esta situación lo que provoca es una espiral de delincuencia. "Peleas entre ellos, venganzas, ajustes de cuentas... muchos delitos acaban comportando otros delitos", nos dicen. 

Además, estos delitos "entre ellos" muchas veces no se acaban denunciando, por lo que realmente los datos sobre delincuencia son aún más altos que los que se presentan al público. "Los que afectan a los vecinos sí que se denuncian, pero los que son entre ellos, no", confiesan. De hecho, a pesar de que una parte importante de estos hechos son "entre ellos", esto acaba afectando a los vecinos. Uno de ellos nos cuenta el caso de un incendio provocado por un ajuste de cuentas, igual que pasó en Calella, y que también afectó a varios vecinos de la zona. "La gente está preocupada y nos hace llegar esta preocupación" por el aumento de la delincuencia, nos señalan.

Otro de los problemas que hay respecto a la delincuencia reincidente es que absorbe "gran parte de los recursos policiales". "Hacemos de todo, pero esto es a lo que destinamos más tiempo", dicen. Uno de ellos cuenta un caso concreto. "Estuvimos toda una tarde persiguiendo a uno que había robado a cuatro establecimientos", algo que "provoca más sensación de inseguridad" entre los vecinos.

Plano detalle de los Mossos d'Esquadra

Ya es un problema político

Estos agentes celebran que, finalmente, se haya abordado este tema desde la clase política. "Muchos alcaldes dicen que no quieren hacer política con este tema, pero no hablar del problema también es hacer política", denuncia uno de los policías que han contactado con E-Notícies. "No son transparentes o quieren esconder el problema para sacar réditos electorales", explica. Además, este silencio hace que los delincuentes se sientan incluso protegidos. "Ellos están contentos si no se aborda el tema de la inseguridad", confiesan.

Joan Ignasi Elena admitió este lunes que "sí, hay un problema con la multirreincidencia". Un problema que Calella puso en el foco mediático, pero que, como nos confiesan varias fuentes policiales, "pasa en toda Cataluña". El consejero de Interior dijo que era un problema que no tenía nada que ver con la inmigración, pero estas fuentes consultadas por E-Notícies dejan claro que, aunque también "hay gente de aquí", en términos generales -o proporcionales- son extranjeros, que han hecho de la delincuencia su forma de vida.