Captura de pantalla de Twitter

POLÍTICA

Mensaje de Vox tras la última agresión con arma blanca de un magrebí en Terrassa

Su líder Alícia Tomás pide deportaciones masivas para recuperar la seguridad en la ciudad

Terrassa se ha convertido en uno de los feudos de Vox en Cataluña gracias a su denuncia frontal del incivismo y la inseguridad que sufren los vecinos. En las elecciones del pasado domingo fue la cuarta fuerza más votada por delante del PP, con un 11,8% de los sufragios. Su líder, Alicia Tomás, ha denunciado en las redes el último suceso ocurrido en la ciudad y ha pedido la deportación de los extranjeros delincuentes “para que Terrassa vuelva a ser Terrassa”.

La líder de Vox en Terrassa se ha hecho eco del ataque con arma blanca en la Rambla Egara “nuevamente protagonizado por un magrebí”. Según explica, ha ocurrido “a plena luz del día” y la víctima “ha sufrido cortes en barbilla y cuello” mientras que el agresor “todavía no ha sido detenido”. A continuación ha denunciado las “políticas buenistas” que “fomentan y ampara la llegada de delincuentes a nuestra ciudad abandonando a los egarenses”.

Alicia Tomás se ha dirigido al alcalde Jordi Ballart para decir que “no queremos más chusma importada, ni multiculturalismo, ni islamismo en nuestros barrios”. Su mensaje ha obtenido muchos comentarios apoyando la deportación de extranjeros multirreincidentes y pidiendo más mano dura en una de las ciudades más inseguras de Cataluña. Barrios de la ciudad como Ca n’Anglada son un foco de delincuencia e incivismo, y sus vecinos se han hartado.

Crece la delincuencia en Terrassa

Entre los comentarios llama la atención el del abogado Ignacio Rubio, colaborador de programas como Cuarto Milenio, que cuenta su propia experiencia. “El otro día pasaba por Ca n’Anglada y los vecinos me recomendaron guardar mi iPad porque corría el riesgo de que tres jóvenes magrebíes esperando en una esquina me lo robaran”. También se dirige al alcalde Jordi Ballart para pedirle que Terrassa no sea como el Raval de Barcelona.

Terrassa, la tercera ciudad más grande de Cataluña, ha sufrido recientemente una oleada de robos que ha aumentado la percepción de inseguridad de los vecinos. Culpan de ellos al ayuntamiento, gobernado por el partido municipalista del exsocialista Jordi Ballart. Ha sido este mismo ayuntamiento el que ha alertado del peligro de la creación de patrullas ciudadanas que, según dicen, ponen en riesgo la seguridad de los vecinos.

➡️ Política

Más noticias: