Montaje fotográfico de Ada Colau Mirando a Jaume Collboni

POLÍTICA

Los astronómicos sueldos que cobran los concejales del Ayuntamiento de Barcelona

El alcalde socialista cobra más que Pedro Sánchez, igual que sus tenientes de alcalde y presidentes de grupo municipal

En medio de un clima de creciente escrutinio público, los sueldos de los cargos electos del Ayuntamiento de Barcelona han sido revelados, destacando cifras que muchos consideran escandalosas. A la cabeza del gobierno municipal, el alcalde Jaume Collboni percibe un salario anual de 104.000 euros. Collboni percibe unos 14.000 euros más que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, que tiene un salario de 90.010 euros brutos anuales.

Le siguen los tenientes de alcalde, como Laia Bonet, Maria Eugènia Gay, Albert Batlle y Jordi Valls, con 102.000 euros cada uno. Los concejales de gobierno, por su parte, tienen un salario de 87.913 euros anuales.

En el ámbito de la oposición, los presidentes de grupo como Ada Colau (Comuns) y Elisenda Alamany (ERC) ganan 96.304 euros al año. Otros concejales de la oposición, como Janet Sanz (Comuns) y Jordi Castallana (ERC), perciben 79.715 y 87.913 euros respectivamente.

Cabe destacar que los presidentes de los grupos municipales de la oposición, incluyendo a Daniel Sirera (PP) y Gonzalo de Oro-Pulido (Vox), tienen asignado un sueldo bruto anual de 96.304 euros. La excepción es Xavier Trias, quien no recibe un salario municipal. Otros cargos electos del grupo Trias per Barcelona, como Neus Munté, Josep Rius, Joana Ortega, Maria Assumpció Laïlla y Ramon Tremosa, también optaron no cobrar por el momento.

Los salarios municipales habían estado congelados desde 2011. La propuesta del ejecutivo liderado por Jaume Collboni, presentada en julio pasado, resultó en un aumento del 4% respecto a la legislatura anterior. Esta medida fue aprobada durante el pleno del cartapacio celebrado en el Ayuntamiento de Barcelona.

Este incremento salarial coincide con un contexto económico complicado. La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF) ha señalado que el Ayuntamiento de Barcelona finalizará 2023 con un déficit mayor al previsto.

En general, AIReF ha alertado sobre un aumento del 9% en el gasto de los grandes ayuntamientos del Estado durante 2023, año de elecciones municipales. La Diputación de Barcelona, en particular, ha experimentado un aumento del gasto del 20%.

Estos datos han generado una considerable polémica en la opinión pública, que cuestiona la pertinencia de estos aumentos salariales en un contexto de creciente déficit fiscal y mayores necesidades sociales. La decisión del ejecutivo de Collboni de incrementar los sueldos fue objeto de críticas, especialmente por la percepción de que los aumentos benefician desproporcionadamente a los altos cargos. Mientras tanto las necesidades de la ciudadanía en el ámbito de seguridad y limpieza quedan desatendidas.

En resumen, la revelación de estos salarios y los recientes incrementos han puesto en el centro del debate la gestión de los recursos públicos en Barcelona. La ciudad se enfrenta a retos financieros significativos en el futuro inmediato.

➡️ Política

Más noticias: