Montaje con un primer plano de Carles Puigdemont y una foto de una manifestación de los CDR de fondo, en la que se ve un encapuchado con una bengala
POLÍTICA

Indignación indepe por la rendición de Junts

Los postconvergentes reconocen que han abandonado la vía unilateral

El acuerdo PSOE-Junts puso al partido de Carles Puigdemont en la diana de la indignación independentista. Ahora, el eurodiputado Toni Comín, mano derecha del expresident, ha reconocido que han aparcado la vía unilateral. Algo que para muchos confirma la “traición” y la “rendición” de los postconvergentes.

Junts era el último reducto del procesismo que mantenía viva la llama de la esperanza del 1 de octubre. Comín aseguró en El Cafè d’Idees que no renuncian al mandato del referéndum del 1-O, pero que ahora la prioridad es el referéndum pactado. Es decir, hacer una nueva consulta en el marco de la Constitución.

Sus palabras han desatado las iras entre el independentismo radical, que piden castigar a los partidos procesistas en las urnas. La Assemblea Nacional Catalana (ANC) también se ha pronunciado. Pide a las bases soberanistas que firmen el manifiesto contra la “renuncia” de ERC y Junts a la vía unilateral.

La ANC, contra la traición de los partidos

“Los acuerdos con el PSOE nos alejan de la unilateralidad y de alcanzar la independencia de la nación catalana. Ya basta de engaños, demostremosles que este no es el camino, y firma el manifiesto en rechazo de estos pactos”. Es el mensaje publicado por la ANC en la red social X, tras las palabras de Comín.

Los independentistas indignados piden a la ANC “menos manifiestos y más movilizaciones en la plaça Sant Jaume”. También se dirigen a Junts para decirles que “vuestra farsa ya no aguanta más” y que “el abstencionismo os destrozará”. Son muchos los que amenazan con retirar su voto al partido de Puigdemont.

Captura de tres tuits críticos con Junts y Carles Puigdemont

Toni Comín se lleva todas las críticas, comparándole con Jaume Asens y acusándole de engañar a sus votantes. “Hay una corriente política catalan que son maestros de la prestidigitación verbal: consulta, suspensión, mirada larga, fieles al 1-O, preparémonos, acuerdo histórico… y ahora aparcar”. Abstención es la palabra más repetida.

Un nuevo espacio para la vía unilateral

La renuncia a la vía unilateral por parte de Junts abre un nuevo espacio que podría ser ocupado por la propia ANC. La entidad lleva tiempo amenazando con la lista cívica, y ha empezado a mover los hilos. En la última asamblea, se sentaron las bases para decidir los procesos de elección de los representantes.

Quien también gana con el hundimiento de ERC y Junts es Sílvia Orriols. La líder de Aliança Catalana ha anunciado su intención de presentarse en las próximas elecciones catalanas con dos ejes, la independencia unilateral y las políticas antiinmigración. Su misión es derrotar al procesismo y declarar la independencia.

Queda por ver también si Clara Ponsatí, la eurodiputada díscola de Junts, es capaz de articular una alternativa política. La exconsellera se ha distanciado de Puigdemont, y afirma que lo que Cataluña necesita son nuevos liderazgos. Estas opciones amenazan con acabar de hundir a ERC… y ahora también a Junts.