Montaje de Carles Puigdemont y una falla de Valencia

POLÍTICA

Tras la chirigota, los indepes se enfadan ahora con una falla de Valencia

La imagen muestra a Carles Puigdemont y Pedro Sánchez en una escena de explícito contenido sexual

El independentismo vuelve a estallar por una parodia, esta vez por una reproducción de los dirigentes procesista en una falla de Valencia. Es la segunda polémica en pocos días, después de que una chirigota del Carnaval de Cádiz causara indignación en Cataluña. Los protagonistas vuelven a ser Puigdemont y Pedro Sánchez.

Las fallas son reproducciones de personajes o escenas con un carácter satírico, generalmente sobre temas de actualidad. El pacto PSOE-JxCat y la ley de amnistía ha sido el tema político del año. Así que era de esperar que alguno de los ninots tuviera como protagonistas a los artífices del acuerdo.

El ninotaire Toni Fornes ha representado a Carles Puigdemont y Pedro Sánchez en posición de sodomización. La escena, de explícito contenido sexual, muestra al expresident desnudo de pie detrás de un Pedro Sánchez ofreciendo su trasero. Una estelada esconde las partes íntimas de ambos, sobre un pedestal donde pone “amnistía”.

La falla que indigna en Cataluña

La representación muestra a Carles Puigdemont con cara de éxtasis y a Pedro Sánchez con rostro de alivio. En la imagen aparecen también Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal, con cuerpos de gaviota y de perro. Otro detalle, sobre el pedestal hay varios condones usados con las siglas de los socios de Pedro Sánchez.

Una talla sin duda provocadora, que para unos es “la mejor falla de Valencia” y para otros una “obscenidad”. En la prensa catalana lo describen como “un ninot obsceno” y una “metáfora tan poco sutil como a la vez contundente”. Además, recuerdan que esta no es la primera polémica que persigue al autor de la falla. 

Toni Fornes lleva años haciendo fallas para la tradicional fiesta valenciana, y en 2008 se vio envuelto en la polémica. El ninotaire representó a tres monjas mirando un consolador, pero la organización le obligó a sustituir el vibrador por un cirio. Ahora, la prensa procesista recuerda que “la junta organizadora cambió las reglas y estableció que las obras no pueden ser indecorosas”.

Puigdemont, protagonista otra vez

Puigdemont y Sánchez fueron también los protagonistas de una polémica chirigota en el Carnaval de Cádiz. La comparsa de Antonio Martínez Ares ofreció una pieza humorística en catalán, con un mensaje más que claro: “Pedro Sánchez se ha cagado y es uno de los nuestros, tendremos amnistía, referéndum y autodeterminación”.

La crítica de Antonio Martínez Ares a Cataluña y la Ley de Amnistía de Pedro Sánchez

La chirigota acababa con un mensaje contundente, “no quieren ser españoles, que se abra ya el corral y que se vayan”. El pasodoble de la discordia no gustó nada en la esfera indepe, que lo tildaron de “surrealista, desnortado y pintoresco”. La situación se repite ahora con la falla de Valencia, que promete dar mucho que hablar.