Montaje de Carles Puigdemont, Putin y Victor Terradellas

POLÍTICA

El exdirigente de Junts desmonta la defensa de Puigdemont: sí hubo contactos con Rusia

El exsecretario de relaciones exteriores de Convergencia, Víctor Terradellas, cuenta cómo fueron las negociaciones con el Kremlin y dice que quedaron en nada

Las últimas declaraciones del que fuera miembro de Convergencia, Víctor Terradellas, reflejan bastante bien lo que han sido las relaciones del procés con Rusia. Un intento de jugar a la política internacional de alto nivel que no salió bien. En cualquier caso, las declaraciones de Terradellas complican la idea de que Junts no tuvo ningún contacto con Rusia.

Contactos “anecdóticos”

Además de la decisión de los fiscales, el último problema que Puigdemont tiene sobre la mesa es la llamada trama rusa. Se saben cosas dispersas y nada está del todo claro, pero sí que hubo contactos. El que fuera secretario de relaciones exteriores de Convergencia, Víctor Terradellas, lo admitió en su día y ahora lo ha vuelto a hacer en Catalunya Ràdio.

Esto complica la defensa de Puigdemont. Aunque al final pueda quedar en nada, el juez Aguirre ve indicios de un presunto delito de alta traición. Por eso alargó la instrucción seis más, para aclarar la situación.

Terradellas ha hecho un dibujo bastante preciso de lo que fueron las relaciones internacionales del procés. Básicamente, un intento de jugar en la primera división de la política y que no salió bien. Europa dio la espalda al proceso y, según Terradellas, los contactos con el Kremlin quedaron en “pura anécdota”:

Declaraciones de Terradellas ante el juez en 2022

Ahora bien, en 2022, Terradellas declaró ante el juez y dijo que durante la presidencia de Puigdemont hubo una reunión con emisarios rusos. Emisarios que ofrecieron 10.000 soldados y financiar una eventual república catalana con criptomonedas.

Terradellas destacó que Puigdemont salió de la reunión sin darle credibilidad a la promesa y diciendo que era una “broma de  mal gusto”. Así mismo, los emisarios le ofrecieron a Puigdemont una videollamada con el presidente Putin que nunca se realizó.

El tema es que estos contactos pueden complicar el camino de la amnistía. El juez de Barcelona ha tenido acceso a toda esta información y se ha visto en la obligación de alargar la instrucción. Otro asunto es si acaba considerando como delito de alta traición todos estos contactos que, según Terradellas, fueron idénticos a los que se establecieron con otros países.