Foto de Gabriela Serra, exdiputada en el Parlament de la CUP, junto a dos activistas más anunciando la huelga de hambre en Barcelona por la paz en Palestina

POLÍTICA

La exdiputada de la CUP Gabriela Serra, en huelga de hambre por la paz en Palestina

La activista y exdiputada de la CUP Gabriela Serra se ha declarado en huelga de hambre por Palestina

Gabriela Serra, exdiputada de la CUP en el Parlament, ha anunciado este jueves, 1 de febrero, que empieza una huelga de hambre por la paz en Palestina. 

En un manifiesto leído en un acto en Barcelona, Gabriela Serra, junto a dos activistas más, Llum Mascaray y Martí Olivella, ha declarado su intención con la huelga de hambre de protestar como intento de presión al Gobierno.

Los tres activistas piden, de esta forma, un posicionamiento "inmediato" por parte de España en la causa palestina. También han declarado que la huelga pretende servir como presión para que el gobierno de Pedro Sánchez deje de suministrar armas de fuego a Israel.

Una exdiputada de la CUP, en huelga de hambre por Palestina

Gabriela Serra, quien fue diputada de la CUP en el Parlament de Catalunya entre 2015 y 2017, se ha declarado en huelga de hambre. En un manifiesto leído en una rueda de prensa en Barcelona este jueves, 1 de febrero, Gabriela Serra ha asegurado que se trata de una forma de protesta contra lo que consideran un "genocidio" en Gaza.

De esta manera, ha pedido que España se posicione de forma "inmediata" y ponga fin al comercio de armas con Israel. También ha reclamado que el ejecutivo de Pedro Sánchez dé su apoyo a la denuncia que ha presentado Sudáfrica ante la Corte Penal Internacional de la Justicia de la ONU contra el país del Medio Oriente.

La huelga de hambre que han empezado este jueves Gabriela Serra, juntamente con los activistas Llum Mascaray y Martí Olivella, será comunicada al Gobierno y a los grupos parlamentarios mediante carta en los próximos días. Se trata, según han asegurado los tres activistas, de una acción más para "sumar" y conseguir la paz en Palestina.

Una huelga de hambre con equipo médico

Los activistas han dejado claro que lo que quieren es llamar la atención por la causa palestina. De hecho, han asegurado que se trata de "un instrumento, una acción de lucha no-violenta que nos parecía adecuada".

"Dejar de comer es un acto de empatía con las personas que están sometidas a padecer hambre de paz cada día". Los tres han explicado, además, que realizarán la huelga acompañados de un equipo médico.

Los sanitarios les irán haciendo un seguimiento a los activistas. Por lo que, si les comunican que no se encuentran en condiciones de seguir con la huelga, la abandonarán.

De mientras continúe adelante la huelga, tan solo podrán beber agua. "Resistiremos hasta que podamos, de esto se trata", han concluido.