POLÍTICA

David Rabadà: 'El actual sistema educativo ha desestimado el esfuerzo y la disciplina'

Entrevista al jefe de prensa del sindicato Profesores de Secundaria. Avisa que 'tenemos un sistema educativo perverso' por culpa de 'ideologías equivocadas' y asegura que la comisión de expertos que ha creado el Govern 'es una cortina de humo'

Escúchalo también en:

Ivoox | Youtube Music

David Rabadà, profesor, paleontólogo, divulgador científico, escritor y jefe de prensa del sindicato Profesores de Secundaria, atiende a E-Notícies para hablar sobre el bajo nivel educativo que hay en Cataluña. En esta entrevista, Rabadà pone luz a los problemas que hay hoy en día en la escuela catalana y que se han evidenciado tras los últimos y desastrosos exámenes PISA. Unas pruebas que han situado la enseñanza catalana a la cola de España y de Europa.

'Las pruebas PISA hace años que avisaban'

David Rabadà alerta de la grave situación que vive la enseñanza en Cataluña. Un problema que se ha puesto encima de la mesa tras los resultados del último informe PISA, pero que viene de lejos. 'Hace tiempo que se han rebajado los contenidos. Ya en los años 90 se decía que no se tenía que memorizar o que se tenía que bajar la exigencia a los alumnos", explica. Algo que ha provocado que, finalmente, "los alumnos tengan menos conocimiento en lenguas matemáticas y ciencias".

El profesor culpa de ello a "ideologías equivocadas" que han propiciado "un sistema educativo perverso mal estructurado". "La pedagogía o ideología política actual está diciendo que no se tiene que memorizar, que no se tienen que hacer deberes, ni exámenes. Y yo me pregunto, ¿a qué vamos a la escuela, pues?", denuncia Rabadà. "Se pretende que los alumnos aprendan por reacción espontánea y esto es imposible", señala. "Por lo poco que sabemos, la manera que tiene la mente humana de guardar conocimientos es a base de repetición, esfuerzo, actividad, resolución de problemas... y todo esto, la pedagogía actual está diciendo que no", añade.

'No hay una solución que lo arregle todo'

David Rabadà nos cuenta que la situación actual de la enseñanza es "multifactorial" y que, por lo tanto, "no hay una solución que lo arregle todo". Eso sí, defiende a una corriente, de la que él forma parte, que ha sido criminalizada en los últimos años. A los críticos "se nos nombra despectivamente como 'profesaurios' por parte de algunos sectores de la pedagogía, pero lo que defendemos es buscar métodos que sean efectivos, no que los alumnos desarrollen emociones, se les dé felicidad en las aulas o utilicen todas las pantallas".

En cambio, denuncia la falta de esfuerzo y disciplina que se ha impuesto en la escuela en los últimos años. Actualmente, asegura que tenemos un sistema educativo en el que "se ha desestimado el esfuerzo y la disciplina". Y pone como ejemplo que "políticamente y pedagógicamente se ha decidido que repetir de curso es malo. Si en la ESO se regala la promoción de curso automático, entonces no hay esfuerzo" por parte del alumno.

Esto provoca una bajada generalizada del nivel educativo, algo que repercute directamente en el fracaso escolar. "En Cataluña hay un gran absentismo escolar, de gente que deja los estudios porque su nivel de lingüística era muy bajo". Y cuenta que, "por mi experiencia, entre un 20 y un 30% de los alumnos que llegan a la ESO no dominan bien la comprensión lectora. Si un alumno no entiende lo que lee o lo que le explicas en el aula, se desmotiva y deja los estudios".

'El grupo de expertos que ha creado el Govern es una cortina de humo'

David Rabadà señala que el bajo nivel educativo también se debe, aparte "las leyes educativas con la ideología que han contemplado", a los profesores y a las familias. "Los docentes tenemos que dominar nuestra especialidad, tener un buen dominio lingüístico y un largo etcétera", afirma. Y también señala a las familias que, enm ocasiones, "son ausentes, que no controlan a sus hijos y que no les dan rutinas".

Para revertir esta situación, el Govern de la Generalitat ha creado un grupo de 18 expertos que ha generado mucha polémica entre la comunidad educativa. Aunque Rabadà le quiere dar un voto de confianza a este grupo de expertos, "no sé hasta qué punto este resolverá el problema. Creo que es una cortina de humo. Parece que quieren hacer ver que hacen algo para que no les digan que no han hecho nada".