Montaje con dos primeros planos de Cuca Gamarra y Francina Armengol, las dos sonriendo
POLÍTICA

Cuca Gamarra o Francina Armengol: empieza la cuenta atrás

PP y PSOE miden sus fuerzas en la primera batalla para llegar a la Moncloa

Este jueves se libra en el Congreso de los Diputados la primera batalla para llegar a la Moncloa. PP y PSOE tratan de imponer sus mayorías en un órgano clave para la conformación del próximo gobierno. Los populares presentan como candidata a Cuca Gamarra, y los socialistas a Francina Armengol.

Aunque los socialistas parecían partir con ventaja, a pocas horas para la sesión las tornas han cambiado. En Génova crece el optimismo ante la posibilidad de que Feijóo traiga finalmente a los diputados del PNV. Empieza la cuenta atrás de la nueva legislatura.

El PSOE, a la desesperada

El PSOE confiaba en el sí de Coalición Canaria para no depender de los diputados de Junts en la votación. Pero los canarios se abstendrán ante el portazo de los socialistas a que el PNV presidiera el Congreso. El bloque de la izquierda depende ahora de la decisión de Carles Puigdemont, que parece cerrarse en banda.

Montaje de fotos de primer plano de Carles Puigdemont sonriente y Pedro Sánchez con cara de preocupación

En su último mensaje, Puigdemont ha dejado claro que “hacen falta hechos comprobables antes de comprometer ningún voto”. Para él, hay una “profunda desconfianza que no desaparecerá por un acuerdo o un desacuerdo”. En todo caso, Junts ya ha dicho que no desvelarán su voto hasta minutos antes de la sesión.

Los socialistas se han apresurado a hacer gestos para ablandar a sus potenciales socios. La candidatura de Francina Armengol, próxima a la órbita procesista, es un claro guiño a Junts. Otro: Pedro Sánchez ha anunciado este miércoles que impulsará el catalán en las instituciones europeas.

El PP gana terreno

El PP ha mantenido oculta a su candidata hasta el último momento, pero finalmente ha anunciado el nombre de Cuca Gamarra. Feijóo opta así por un perfil institucional y de consenso, con la atención puesta en el PNV. En las últimas horas se ha reactivado esta vía para conseguir la mayoría de la mesa.

Plano medio de Andoni Ortuzar hablando en un mitin con el logo del PNV a un lado y un foto del Congreso de los Diputados de fondo

Los populares creen que el PNV está más cerca de la derecha que de la izquierda. No solo por sus políticas económicas, sino también porque con el Gobierno Frankenstein EH Bildu ha dado el sorpasso a los jertzales. El único escollo es la presencia de Vox, pero en las últimas horas algo está cambiando en el partido de Andoni Ortuzar.

La presión de importantes sectores económicos vascos y los cálculos estratégicos hacen que el PNV empiece a pensárselo. Eso cambiaría radicalmente el escenario abierto tras el 23-J. El PNV se abre a hacer presidente a Alberto Núñez Feijóo a cambio de la presidencia del Congreso.

Sánchez, contra las cuerdas

El desarrollo de los acontecimientos ha disparado los nervios en Ferraz. El PSOE creía que con el paso de los días Puigdemont se ablandaría, pero lejos de eso parece enrocarse cada vez más. El otro problema es que para contentar a EH Bildu tiene que perjudicar al PNV, y esto acerca a estos al PP.

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llevándose las manos a la cabeza en el acto de inicio de la campaña, en el Pabellón de Convenciones de la Casa de Campo de Madrid

Si finalmente el PNV se decanta por los populares, todos los planes del PSOE se van al traste. Con la presidencia de la Mesa del Congreso y la mayoría absoluta en el Senado, el PP podrá frenar cualquier concesión del PSOE a los independentistas catalanes. Y esto deja a los socialistas sin margen de negociación para convencer e Waterloo.

Y lo que es peor, si el PNV da su apoyo al PP, Feijóo se postulará definitivamente como el candidato designado por el Rey Felipe VI para formar gobierno. Los populares conseguirían así recuperar la iniciativa, algo muy importante incluso en el caso de que haya repetición electoral. Aunque, de momento, todo sigue en el aire.