Plano general del Parlament de Catalunya con los diputados votando una moción
POLÍTICA

Cordón sanitario en el Parlament

La izquierda planteará un 'rechazo explícito' a PP y Vox

Los Comuns lideran un nuevo cordón sanitario desde el Parlament de Catalunya. El grupo que lidera Jéssica Albiach ha apelado a un rechazo de las formaciones del parlamento catalán contra un hipotético gobierno de PP y Vox en España. Lo formalizarán en el próximo debate de política general.

Los morados están ultimando un texto en que pedirán que los partidos se posicionen “alto y claro” en contra de la derecha. Su intención es reivindicar “un gobierno a favor de Cataluña para más derechos y libertades”. Y dejar claro el “rechazo explícito” a PP y Vox.

Únete al boletín de E-NotíciesLas NOTICIAS DE VERDAD
Unirme

La formación de Albiach considera que estos partidos son “una amenaza contra el autogobierno, la lengua, los derechos de las mujeres y el colectivo LGTBI”. Por eso ofrecerán al President Aragonès la “oportunidad” de “marcar el rumbo” de la legislatura. El cordón sanitario podría acabar aplicándose también en Cataluña.

Llevar al Govern a la izquierda

Los Comuns se han marcado como objetivo arrastrar al Govern de Pere Aragonès hacia la izquierda en lo que queda de legislatura. Llevan días presionando al President para que presente unos presupuestos progresistas. Y ahora quieren que imprima un sello ideológico a su gobierno para “dar sentido a la legislatura”.

Pere Aragonés con un traje azul marino, sonriendo

ERC está más sola que nunca en un Govern en minoría y con una clara crisis de confianza. Rotos los puentes con Junts, el único horizonte que se abre ante Aragonès es el de la alianza con el PSC y los Comunes. Illa de momento se pone de perfil, pero los morados aprovechan para ganar influencia en la política catalana.

Su estrategia pasa por forzar en el siguiente debate de política general un posicionamiento claro del Govern contra PP y Vox. En paralelo, pedirán el cumplimiento de los presupuestos de 2023 y unas cuentas progresistas para el próximo curso.

Otro cordón sanitario

La propuesta de los Comunes lleva implícita la intención de visualizar el rechazo a los partidos de la derecha. No es nada nuevo, y partidos como ERC, la CUP y los propios Comuns han impulsado estos cordones sanitarios anteriormente contra Vox y Aliança Catalana. Quieren impedir así la tentación del frente constitucionalista.

También es evidente que Sumar está intentando jugar un papel protagonista en Cataluña. La confluencia de izquierdas, con En Comú Podem dentro, ha liderado la negociación con los independentistas. Ahora quiere ponerse también a la cabeza del cordón sanitario contra el frente constitucionalista conservador.