Montaje con el político catalán Carles Puigdemont, muy sonriente, con un recopilatorio de tuits mostrando el rechazo al pacto con el PSOE

POLÍTICA

'Puigdemont botifler'

Indignación indepe por el acuerdo entre el PSOE y Junts

La filtración del acuerdo de investidura PSOE-Junts que se anunciará este mediodía ha desatado las iras en el universo independentista. Los comentarios se acumulan en las redes sociales, donde “Puigdemont botifler” ya es tendencia. Junts tendrá que explicar muy bien el pacto, o le acabará saliendo muy caro.

Muchos ya equiparan a Junts per Catalunya con ERC y el nombre de Sílvia Orriols o la lista cívica empiezan a sonar con más fuerza. Otros confían ciegamente en el expresident y prefieren esperar a conocer el contenido del acuerdo. Pero por ahora predomina la sensación de decepción hacia Puigdemont.

Según se va conociendo, la ley de amnistía se registrará la semana que viene, antes de la investidura de Pedro Sánchez. Junts ha perfilado todos los detalles, incluida la inclusión de Puigdemont pese a la imputación por terrorismo. El reconocimiento de la nación catalana y el derecho a decidir son los otros ejes del acuerdo que se anunciará hoy.

'Qué bajada de pantalones'

“Qué bajada de pantalones, un botifler de manual”, dice un comentario tras conocerse el acuerdo de investidura. “Botifler”, “Perro de Sánchez” y “traidor” son algunos de los improperios más repetidos ahora mismo en Twitter contra Carles Puigdemont. También cargan las tintas contra Junts, con mensajes como “adiós” o “nunca más”.

Muchos piensan como Gemma, una usuaria que dice que “cualquier acuerdo con los españoles es perjudicial para el país”. Añade que “ya puede explicar lo que quiera, que los hechos le desmentirán”, y que Puigdemont es “un botifler más”. No son pocos los que advierten de que el acuerdo tendrá consecuencias.

“En el fondo tengo ganas de que Junts regale sus votos al PSOE después de todo este infumable teatro donde presumían de no ser unos vendidos como ERC. Por fin se quitan la careta y demuestran a todos lo que algunos ya sabíamos. Que son unos traidores de mierd*”, reza un mensaje que lo resume todo.

Inquietud en Junts per Catalunya

De momento, Puigdemont se ha limitado a recomendar un poema de Salvador Espriu tras conocerse el acuerdo. “Dejar de ser aquel perro manso que lamía la rugosa mano que le ha aferrado tanto tiempo, y convertirse en único señor. Esto es lo que nos mueve desde que hace nueve años empezamos a caminar de nuevo”, dice.

En Junts son conscientes de la trascendencia del momento y llevan días preparando la justificación del acuerdo. Este mediodía está prevista una comparecencia para explicar el acuerdo desde Bruselas. La sensación es que hoy empieza una nueva etapa de la política catalana, con el procesismo tocado de muerte.

Una de las consecuencias inmediatas podría ser la ruptura del espacio del independentismo radical con Waterloo. “Pedimos que no se invista a Pedro Sánchez y se reafirme el compromiso del mandato del 1-O”, decía hace apenas unas horas la Assemblea Nacional Catalana (ANC). La entidad podría cumplir ahora su amenaza de presentarse a las próximas elecciones con una lista cívica.