Montaje con la dirección de VOX al fondo y los cabezudos de Terrassa en primer plano
POLÍTICA

Los Capgrossos de Terrassa no bailarán por Vox

Varias entidades locales piden apartar a los tres concejales de las fiestas populares

La entrada de Vox en los ayuntamientos de decenas de municipios en Cataluña ha causado un aspavientos en algunos sectores. La última muestra la vemos en Terrassa, municipio de 218.000 habitantes donde el partido derechista obtuvo tres concejales. Varias entidades locales piden apartarles de las fiestas populares.

Del 30 de junio al 5 de julio se celebra la Festa Major de Terrassa, que como es habitual cuenta también con la presencia de las autoridades políticas.

Pues bien, la Coordinadora de Grupos de Cultura Popular y Tradicional de Terrassa pide que los concejales de Vox queden fuera de las fiestas. Lo hace a través de un comunicado conjunto con Unidad contra el Fascismo y el Racismo (UCFR).

Cordón sanitario en la Festa Major

“Pedimos a los colectivos que no respetan los valores fundamentales, la cultura popular y la lengua catalana que sean coherentes con sus postulados. Y, por lo tanto, que no participen en los actos de la Festa Major”, dice el comunicado. En menos de 24 horas se han adherido 42 grupos de cultura popular y otras 34 entidades del tejido local.

La primera entidad que ha dado el paso han sido los Capgrossos de Terrassa. Las figuras no bailarán con los regidores de Vox “porque hacerlo sería aceptar a la extrema derecha y es crucial posicionarse en su contra”. La entidad ha dicho que “no dejaremos que Vox se aproveche de las tradiciones populares para normalizar su discurso”.

Otra entidad, el Esbart Egarenc, modificará sus actos para mostrar el rechazo al partido identitario. Desde la coordinadora apuntan a que las entidades que han firmado el manifiesto expresan su rechazo “de formas diferentes”.

Cordón sanitario en el ayuntamiento

El día clave será el domingo, jornada en la que varios grupos danzan con los concejales en la plaza mientras el público aplaude y silba a los políticos. Los Capgrossos ya han anunciado que harán su actuación como es habitual, pero sin dar la mano ni bailar con los concejales de Vox.

Todo ocurre en plena polémica por la denuncia de los concejales de Vox sobre el cordón sanitario del resto de formaciones. Alicia Tomás, líder de Vox en Terrassa, habla de censura y de cordón antidemocrático. “No quieren que denunciemos las nefastas políticas municipales que han agravado los problemas de inseguridad y delincuencia”, ha dicho.