Foto de varios agentes de la Policía Nacional en el aeropuerto de Barajas, Madrid
POLÍTICA

Barajas se convierte en el hogar de 400 inmigrantes que quieren asilo en España

Los sindicatos policiales han denunciado que el aeropuerto de Barajas está colapsado debido a la acogida de hasta 400 inmigrantes

El aeropuerto de Barajas es, desde hace varios meses, el hogar de hasta 400 inmigrantes que solicitan asilo en España. Una situación que, en un principio se trataba de una medida temporal, pero que ha ido empeorando a medida que pasaban las semanas.

Según han denunciado ONG y sindicatos policiales, la cantidad de inmigrantes que se encuentran solicitando protección internacional está provocando que el aeropuerto de Barajas esté llegando ya su límite en los últimos días. 

Barajas, el hogar de 400 inmigrantes desde hace meses

Las salas de viajeros no admitidos y solicitantes de asilo del aeropuerto de Barajas, uno de los principales aeropuertos de España junto al del Prat en Barcelona, están colapsadas.

Y es que estas tres salas con las que cuenta en aeropuerto madrileño solo admitirían aproximadamente un centenar de personas. No obstante, actualmente hay aproximadamente unos 400 inmigrantes esperando que les concedan asilo en España.

La mayoría de ellos son ciudadanos africanos, concretamente de Somalia y del Senegal. Aunque también los hay provenientes de Marruecos y de países latinoamericanos.

Esta práctica de solicitar protección internacional, que se lleva a cabo aprovechando una escala en el aeropuerto de Barajas a través los llamados 'vuelos patera', ha ido en aumento estos últimos meses. Especialmente, desde el pasado verano. Algo que ha llevado que este mes de enero se llegue al desbordamiento total.

Para poder pisar suelo español o el de un país desarrollado, estos necesitan contar con un visado. De esta forma, aprovechan una escala en el aeropuerto de Madrid de un vuelo que inicialmente tenía otro destino final. Así, se quedan en Barajas para intentar pedir el asilo de forma exprés, con el procedimiento en frontera.

Y, aunque la admisión a trámite o el rechazo por parte de la OAR, Oficina de Asilo y Refugio, no suele superar los cuatro o cinco días, el colapse de las últimas semanas está demorando el registro de las solicitudes entre diez y 15 días.

Según ha denunciado el sindicato policial Jupol, el caos en el aeropuerto de Barajas es todavía mayor porque algunos de ellos llegan a destruir su documentación con tal de simular tener otra nacionalidad diferente. Una manera con la que tratan de conseguir asilo de una forma más rápida.

También, desde las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y personal de AENA, han asegurado que se producen incidentes a diario. Según unas declaraciones al medio La Gaceta, los inmigrantes que esperan asilo en el aeropuerto "roban en las tiendas, se pelean, roban a los pasajeros...".

Abandonados por la Cruz Roja

Por su parte, la Cruz Roja suspendió la asistencia psicosocial que les brindaba este pasado martes, 23 de enero, a los inmigrantes que esperan en el aeropuerto de Barajas que su solicitud sea admitida a trámite.

"Hay un número tan grande de personas que dificulta que podamos hacer este acompañamiento", informaba su director del Área de Migraciones, José Javier Sánchez Espinosa.

La Cruz Roja también se encargaba de la limpieza con la subcontratación de una empresa externa. Un servicio que se eliminó también el mismo martes.

El Gobierno ha anunciado que se han reforzado los efectivos de Policía Nacional destinados en el aeropuerto de Barajas. También se han destinado más funcionarios de asilo y personal de limpieza en las instalaciones.