Montaje con fotos de personajes

POLÍTICA

Un asesor de lo Comuns, contra el tripartito con esl PSC

Max Cahner recela de un PSC 'que ha ganado las elecciones con un discurso de orden y patronal'

Inmediatamente después de conocerse los resultados electorales en Cataluña, los Comunes se ofrecieron al PSC para explorar un tripartito de izquierdas con ERC. Un movimiento que provocó no pocas críticas, ya que fueron los Comunes quienes hicieron caer el gobierno de ERC por su alianza con el PSC por el Hard Rock. Entre sus filas empiezan a aparecer voces contrarias a un tripartito liderado por el PSC de Salvador Illa.

Por ejemplo Max Cahner, asesor de los Comunes que se ha opuesto a un tripartit con el PSC a través de un claro mensaje en las redes sociales: “El necesario entendimiento de las izquierdas para hacer frente a la ola reaccionaria no pasa por asimilarse a un PSC que ha ganado las elecciones con un discurso de orden y patronal”. Esta corriente de opinión señala que el PSC de Salvador Illa no es el PSOE de Pedro Sánchez, ya que defiende posiciones mucho más conservadoras.

Por eso el intento de reproducir en Cataluña la alianza progresista que funciona en el Congreso de los Diputados genera rechazo en sectores importantes de los Comunes. Cahner no es un cualquiera, ya que fue consejero de distrito en Barcelona durante el mandato de Ada Colau, y ahora forma parte de la ejecutiva de los Comunes y es asesor en la Diputación. En su tuit hace referencia al artículo de Gil Hortal, otro afín al espacio de los Comunes, donde cuestiona la estrategia del tripartito.

Ven al PSC más cerca de Junts que de ERC

El articulista opina que el eje nacional ya no ocupa la centralidad de la política catalana, y eso lleva la gestión de los resultados electorales a otro terreno. La vía más viable, apunta, es el tripartito del PSC con ERC y Comunes, porque “los números dan”. Pero advierte que “los socialistas han ganado las elecciones con un discurso más a la derecha que nunca, hecho que dificulta el entendimiento con las fuerzas a su izquierda”.

De hecho, apunta que esto es lo que “da a las a la especulación sobre una posible alianza con Junts”. Estos días son muchos los analistas que destacan que el PSC se parece más a Junts que en ERC, sobre todo en materia social y económica. El Hard Rock es solo un ejemplo más de las muchas cosas que socialistas y juntaires votan juntos en el Parlament, y que les permitirían entenderse mejor por ejemplo a la hora de elaborar unos presupuestos.

“El giro a la derecha es innegable”, añade, “el PSC crece con la agenda de la patronal bajo el brazo, la extrema derecha avanza y las izquierdas pierden mucho terreno”. Culpa también a “quien convocó elecciones, ya fuera firmando un decreto o votando no a unos presupuestos”, en clara alusión a los Comunes. Parece haberse abierto la veda también en los Comunes, con un sector crítico con la gestión de la dirección.

Críticas a la cúpula de los Comunes

El propio Gil Horta recuerda que “con 8 diputados no quisieron entrar en el gobierno en solitario de ERC ni votar unos presupuestos”, pero que “con 6 escaños se mueren por gobernar con un PSC calcado a Junts”. Lo cual “tiene muchas explicaciones”, afirma, “pero ninguna tiene que ver con ser de izquierdas”. Hay que recordar que fueron los Comunes quienes propiciaron la caída del Govern de ERC, forzando unas elecciones que ha acabado dando estos resultados.

Primer plano de la líder de los comunes en Cataluña, Jéssica Albiach, con un vestido rojo y cara de incredulidad

Los resultados han sido nefastos para los Comunes, que apenas han conseguido retener al votante fiel en sus feudos de la demarcación de Barcelona. Sus exiguos resultados obligan a la dirección a apostar desesperadamente por entrar en un gobierno al que llaman progresista pese a los recelos de sus bases. La crisis de la izquierda obligará a replantear muchas cosas, sobre todo en el espacio de los Comunes y Sumar.

➡️ Política

Más noticias: