José F. Peláez sentado mirando a cámara con un cuadro de una mujer detrás

OPINIÓN

El oficio de escribir

A veces vale la pena comprar un libro por solo una frase o un párrafo

Es conocida la anécdota de que José Luis de Vilallonga (1920-2007), grande de España, se dirigió un día a Josep Pla:

- “Quiero ser escritor”, le dijo.

El autor ampurdanés se lo miró de cabo a rabo y le preguntó:

- “¿Usted sabe quién es Vasari?”

Vilallonga aprobó el examen con nota: “Un mediocre pintor italiano del Renacimiento que ha pasado a la historia por su “Vida de los mejores pintores, escultores y arquitectos” (1).

“Escriba, joven, escriba”, sentenció Pla.

Bueno pues José F. Peláez -más conocido por su nombre de guerra Magnífico Margarito-, lleva tiempo superando también la prueba.

Peláez empezó a escribir un blog hace casi más de diez años. Además justo después de un divorcio, que es cuando hay que empezar a escribir y con el pseudónimo citado, que podría ser el nombre de un cóctel en una película de James Bond.

El columnista es de los pocos que ha hecho el tránsito con éxito del internet amateur a la prensa de papel. Empezó en El Norte de Castillo -el mítico periódico del que Delibes fue director- y ha escrito también en el ABC.

Como dice el director de este último, Julián Quirós, en el prólogo: “Cuando entró en marzo de 2021 ya se había leído todo el columnismo español del último siglo”. “Tenía plenamente hecha la gimnasia del artículo”, añade.

Para el autor, “escribir no es un oficio, o al menos, no es un buen oficio. Solo hay que cuatro que ganen dinero con esto y no soy uno de ellos. Pero dejar de escribir por la remuneración es no haber entendido absolutamente nada”. 

“Se escribe porque Dios te ha dato un talento y hay que cumplir sus dictados como parte del trato vital”, continua.

A veces vale la pena comprar un libro por solo una frase o un párrafo. Este es uno de ellos.

La obra de Magnífico Margarito, que acaba de salir al mercado (“Ya estoy escrito”, Península, Madrid 2023, 403 páginas, 19,90 euros) recopila sus artículos agrupados por temas.

Las mujeres, el bar, la condición de artista, el papel de padre, España, meditaciones diversas y otros. Pero, tanto si hacen lectura sin interrupciones o a salto de mata, lleguen hasta el final. Encontrarán 140 instrucciones sobre la vida. Además escritas a una temprana edad literaria (2014)

Les voy a citar solo tres: “Las masas son peligrosas y no tienen razón”. Que bien le hubiera ido a Artur Mas leerse el libro. Por mí que no ha leído ni a Ortega.

“No te infravalores. No te sobrevalores. De hecho, no te valores en general”.

Y, finalmente la número 25: “El amor es una cosa que comienza y termina. Asúmelo cuanto antes y sin dramas.

El resto, en el libro.

(1) Lo cuenta en su primer volumen de memorias: “La cruda y tierna verdad”, Plaza y Janés, Barcelona 2001, página 15.

➡️ La puntita ➡️ Opinión

Más noticias: