Primer plano de Salvador Illa

OPINIÓN

10 lecciones que nos han dejado las elecciones al Parlament

Las elecciones al Parlament de Catalunya han dejado diversas cuestiones o lecciones a analizar


  1. Hay un porcentaje nada desdeñable de población catalana que presenta, al parecer, un cuadro clínico grave consistente en premiar siempre al político más mentiroso. Puigdemont y el procesismo viven de esto hace años, pero la irrupción del Gran Mentiroso de Moncloa, con sus lloros begóñicos y sus cambios de opinión, ha triunfado en este sector de votantes. Incluso presentando a un señor con pinta de contable de gasolinera de polígono, cuya única experiencia de gestión contrastada fue sumir al país en el caos y la ilegalidad durante la época Covid.
  2. El Circo de Waterloo va a cerrar pronto sus puertas, para tristeza del tietam. Ya no hay margen para más Boyes, más jugadas maestras ni más laurismo poético. Su triunfo sobre ERC es un dulce de puro consumo interno, puesto que van a seguir cuatro años sin pisar moqueta, que es lo que importa. El bloque del 2017 se ha dejado un millón de votos en el camino y ya hay tiempo para retóricas inflamadas.
  3. La Esquerra Republicana del Califato del MHP Pere Aranohiés tiene que escoger entre suicidarse en la oposición, suicidarse apoyando a Illa o suicidarse apoyando al Gran Friki. La bofetada se ha oído hasta en la cima del Canigó. Llenar las listas de feministas musulmanas y Wagenbergs absentistas, por algún motivo, no ha funcionado. Eso sí, el MHP Pere Exiginés podrá sacarse unos cuartos vendiendo en Wallapop la famosa mesa de diálogo, con tapetes y todo.
  4. Alejandro Fernández mola. Mucho.
  5. Vox aguanta cuando en todas partes se desmorona. Seguirán siendo irrelevantes, según su peculiar vocación desde que nacieron, pero irán a los toros y se harán fotos fumando puros.
  6. El yolandismo naufraga de manera estrepitosa, a pesar de las aventuras náuticas de Ada Colau y de que Jessica Albiach se haya pasado la campaña vistiendo tejanos y zapatillas Converse. La izquierda cuqui va de la mano, en su derrumbe, de la izquierda okupa de la CUP de la trans-afro-feminista Basha Changue y del ser humano Ortesia Cabrera. Get woke, go broke.
  7. Aliança Catalana entra en el Parlament, pero sobre todo entrará en TV3, que ayer mismo, en la cobertura de la noche electoral, calificaba el discurso de Orriols como racista y xenófobo. Pronto veremos una entrevista de Toni Cruanyes a Silvia Orriols, aleluya.
  8. El experimento de Ponsatí & Graupera ha cosechado un ridículo ya profetizado hace días por nuestro Observatorio Progre: cualquier cosa que apoye Albano Dante Fachín nace herida de muerte.
  9. La abstención ha sido atronadora y afecta en especial al universo de la izquierda (el PSC ni es izquierda, ni es derecha, ni es nada) y por primera vez en muchos años el cuerpo electoral ha expresado su hartazgo respecto del frenesí progre y sus micropolíticas identitarias y de gasto público enloquecido.
  10. Pedro Sánchez, hombre profundamente enamorado, tiene un serio problema porque no tiene manera de seguir teniendo contento a Puigdemont, de quien depende de manera escandalosa. No hay que desdeñar la posibilidad de que provoque la implosión de su mayoría parlamentaria para poder convocar elecciones y disimular el caso Begoña en medio de la polvareda.
➡️ Opinión

Más noticias: