Montaje de fotos de la tiktoker @moni.theodoro haciéndose un tatuaje falso de un ombligo

LO +

La nueva tendencia asiática que te dejará con la boca abierta: ¿llegará a España?

Unos nuevos tatuajes temporales son la última moda que causa furor entre las mujeres de China, ¿llegará esta tendencia a nuestro país?

Moni es una tiktoker que ha querido compartir en su cuenta una tendencia —por el momento— desconocida en nuestro país, pero que ya causa sensación en China. En el país asiático se han puesto de moda los falsos tatuajes de ombligos. Aunque en este caso no son permanentes, sino una especie de calcomanías que imitan el color de la piel.

La usuaria de TikTok @moni.theodoroho ha explicado que las mujeres chinas lo usan colocándolos más arriba de su ombligo real. Y esto se hace con la finalidad de dar la sensación de que son más altas y de que tienen las piernas más largas. Una moda de lo más surrealista, no cabe duda.

Un ombligo falso para parecer más altas

Para poner a prueba esta moda viral, Moni se lo hace a ella misma. Tras mostrar esta especie de pegatinas, se coloca una de ellas en su barriga. Aunque parece que es un ombligo real, no da la impresión de ser más alta.

En el país asiático, la estatura de las mujeres ronda los 155 centímetros. Es por esto que juegan con la posición del ombligo para que parezcan que tienen una altura superior. En el caso de los hombres, miden de media 167 centímetros.

Lo que no entendemos es si esta especie de tatuaje falso es un complemento de los tacones o un sustituto. Aunque es más cómodo que los primeros, solo funciona en el caso de que se muestre el vientre, por lo que no es muy útil en invierno.

Montaje de una mujer haciendo un símbolo de corazón con las manos en su barriga y una captura del Tiktok de moni.theodoro hablando de los tatuajes de ombligos
Una moda que, de momento, no ha llegado a España | Science Photo Library, es.e-noticies.cat, moni.theodoro

Una moda sin mucho éxito en España

A juzgar por los comentarios del vídeo, no parece que esta tendencia con tanto éxito en China llegue a España. Moni termina su vídeo preguntando si lo usaríamos, pero las internautas se han mostrado muy escépticas. Tampoco creen que se obtenga el resultado esperado.

“Me vendría bien, tengo el ombligo roto por un piercing”, comenta una usuaria. “Me lo pegaré en la frente”, señala otra. No sorprende que se lo tomen a broma.

Aunque la altura suele ser un tema que acompleja a la gente bajita, no creo que esta sea la solución. En España, las mujeres seguirán usando tacones o aceptando su estatura. Pero tal vez el próximo verano veamos a alguien con dos ombligos, ¿quién sabe?