Ter Stegen en primer plano con unos números cayendo de fondo

FÚTBOL

El significativo dato de Ter Stegen que abre las puertas a un fichaje de solo 17 años

Ter Stegen está acelerando su recuperación ante la actuación de un Iñaki Peña que no está pudiendo aprovechar su momento

Ter Stegen se ha convertido en el seguro bajo palos del Barça. Llegó con 22 años en 2014, pero le costó porque sorpresivamente Luis Enrique prefirió a Bravo. Sin embargo, desde su tercera temporada lo ha jugado todo y con un rendimiento espectacular.

Tuvo un pequeño bajón coincidiendo con la peor caída del equipo, pero su figura se ha convertido en indispensable. Bajo palos, Ter Stegen ha vivido épocas buenas pero también las peores debacles como Roma, Liverpool o Bayern de Múnich.

Tras un Víctor Valdés que parecía imposible de igualar o superar, el alemán ha hecho carrera en el Barça sin coincidir con una generación tan buena pero haciendo su propio camino. Esta es su décima temporada e incluso le ha incluído entre la lista de capitanes.

El guardameta, internacional con su país, siempre se ha caracterizado por ser un tipo muy normal y calmado. Unas cualidades que traslada sobre el terreno de juego, y es que a pesar de llevar tanto tiempo nunca se hacer ver por encima de ningún otro compañero. Su pico de rendimiento ha sido de auténtico lujo e incluso le discutió la titularidad a Neuer cuando este era considerado el mejor portero del mundo.

Ter Stegen, una baja muy sensible

La lesión de Ter Stegen en esta primera vuelta ha perjudicado claramente al Barça por perder a uno de sus seguros y líderes atrás. Conscientes de que ya tiene 31 años y que pronto empezará su declive, su baja ha sido una oportunidad para ver el nivel real de Iñaki Peña, que no está convenciendo. Sea directamente responsabilidad suya o no, con el catalán han perdido los mismos puntos en la mitad de partidos.

La entrada de Iñaki Peña al equipo ha coincidido además con el peor momento del Barça en la temporada. Sus actuaciones tampoco han trasmitido confianza y un error suyo estuvo a punto de costar puntos ante el colista, el Almería. Hay una cifra muy reveladora en este sentido que deja en muy mal lugar al suplente de Ter Stegen, o en muy bueno al titular.

Ter Stegen encajó 15 goles en 17 partidos hasta su lesión, mientras que Iñaki Peña ya ha recibido los mismos en 9 duelos, casi la mitad. En el Barça son conscientes de que no ha superado la prueba de fuego, y de que quizá hay que encontrar alternativas. La mejor posicionada, está en la casa.

Áron Yaakobishvili, un juvenil que deslumbra a todo el mundo

Traer porteros de fuera para ser suplentes se ha acabado. Casos como el de Cillessen, que costó mucho dinero y también cobró mucho para no llegar casi ni a participar, no se volverán a repetir. La figura de Iñaki Peña va bien ahora mismo, pero como relevo suyo, e incluso de Ter Stegen, las miradas apuntan a Áron Yaakobishvili.

De ascendencia húngara, esta temporada está jugando en División de Honor con un rendimiento muy bueno. Tiene 17 años, mide 1,85m y ya ha ido convocado con el primer equipo. La lesión de Ter Stegen también le ha abierto las puertas a él para estar en dinámica con los de Xavi Hernández.