Montaje de Mourinho con escudo del FC Barcelona

FÚTBOL

Fichaje de oro para el Barça: el Golden Boy que no quiere Mourinho, gratis en enero

Joan Laporta y Deco activan la opción de incorporar un centrocampista y su búsqueda se centra en Italia

Una vez confirmada por Joan Laporta la llegada de Vitor Roque, el FC Barcelona tiene como objetivo reforzar la línea medular de la plantilla. El bajo nivel mostrado por Oriol Romeu desde que Frenkie de Jong cayera lesionado, ha significado una perdida de protagonismo y con ello de minutos. Xavi Hernández ha dejado de confiar en el jugador nacido en Ulldecona y ha demandado a la secretaria técnica la llegada de un pivote. 

Xavi Hernández ha probado de encontrar el mejor pivote posible con los miembros actuales de la plantilla. Sin embargo, pese a haber probado a diferentes jugadores en esa demarcación, ninguno ha rendido al nivel deseado por el técnico. Deco, consciente de ello, se encuentra analizando diferentes alternativas para reforzar la plantilla.

El FC Barcelona busca reforzar la plantilla y su objetivo puede estar en Italia

En los últimos días, en la prensa italiana se han hecho eco de la posibilidad de que el FC Barcelona demande la cesión de Renato Sánches al PSG. El jugador luso pertenece al PSG, sin embargo, está cedido en la Roma de Mourinho. Allí el joven, de 26 años de edad, no tiene apenas minutos y no se encuentra a gusto en la dinámica romana. 

Dado que el representante del jugador es Jorge Mendes, habría una posibilidad muy grande de que pueda llegar a España para jugar en Montjuic. Joan Laporta tiene una gran relación con Mendes y eso podría ser un factor clave para que la operación se pueda producir. José Mourinho no cuenta con el centrocampista y así parece habérselo comunicado.

Renato Sanches no logra encontrar estabilidad

Renato Sanches, no tiene la fama de ser un jugador de vestuario. Desde bien joven explotó en el Benfica ofreciendo un excelso nivel, hasta el punto que fue galardonado como Golden Boy. Al año siguiente fichó por el Bayern de Múnich, pero allí no encontró nunca su sitio y se fue traspasado tras cuatro temporadas, donde no brilló al nivel esperado. El luso recaló en el Lille donde volvió a mostrar lo que todos esperaban de él, hasta el punto que el PSG lo fichó la pasada temporada. 

Sin embargo, con la llegada de Luis Enrique, el luso se vio obligado a salir del club. El asturiano no contaba con el jugador y la Roma se interesó en su cesión. Dado que el préstamo no está siendo fructifico para ambas partes, se especula que el jugador puede regresar al PSG para así recalar cedido en el FC Barcelona.