Ferran Torres mirando a cámara de reojo mientras se lleva la mano a la boca con una sonrisa

FÚTBOL

El Barça se olvida del fichaje que iba a pagar Ferran Torres con su venta

Xavi tiene un sueño que Laporta no quiere cumplir y el gran beneficiado es Ferran Torres

A falta de tres jornadas para finalizar la temporada, la directiva del club culé ya prepara el inicio del mercado de fichajes. A pesar de que la situación financiera está condicionando su planificación para el próximo curso. El club catalán atraviesa uno de los momentos económicos más difíciles de su historia reciente, lo que obliga a la directiva a generar ingresos sustanciales para poder acometer los fichajes que tanto desea su técnico, Xavi Hernández.

La necesidad de hacer caja es elevada. La junta directiva, liderada por Joan Laporta, sabe que para realizar incorporaciones significativas deberá desprenderse de varios activos importantes con el objetivo de recaudar cerca de 200 millones de euros. Sin ventas como la de Ferran Torres, por ejemplo, la capacidad de maniobra en el mercado de fichajes será prácticamente nula.

Joan Laporta no parece estar interesado en Bernardo Silva

En este contexto, las discrepancias entre Laporta y Xavi sobre los refuerzos necesarios para la plantilla se han hecho evidentes. Mientras que el presidente se muestra cauto debido a las limitaciones presupuestarias, el técnico parece tener claro que el equipo necesita una renovación significativa. El míster desea dos incorporaciones en la línea medular para así contar con una rotación adecuada en el centro del campo.

Uno de los nombres que ha generado más debate es el de Bernardo Silva. El técnico catalán ya ha solicitado en anteriores ventanas de fichajes la llegada del portugués del Manchester City, quien parece tener la intención de abandonar Inglaterra. Para Xavi, la incorporación del luso sería clave para reforzar la medular con un jugador de gran calidad y experiencia.

Sin embargo, Joan Laporta se muestra reacio a esta operación debido al precio y a la edad de Bernardo Silva, que costaría 58 millones y que ya tiene 30 años. El presidente prefiere apostar por fichajes que aseguren un futuro más prolongado y rentable para el club.

Montaje con escudo FC Barcelona y Bernardo Silva

Ferran Torres no tiene la intención de abandonar el Barça

Mientras Xavi prioriza el rendimiento inmediato y la calidad contrastada, el presidente debe velar por la sostenibilidad económica del club y la proyección a largo plazo. Además, para financiar fichajes como el de Bernardo Silva, el Barça tendría que desprenderse de jugadores como Ferran Torres.

Sin embargo, Ferran Torres no parece dispuesto a abandonar el Camp Nou. Un escenario que provoca que el fichaje de Bernardo Silva se complique todavía más, dado que la salida del español podría haber provocado que Joan Laporta pudiera realizar su incorporación.

La directiva del Barça trabaja contrarreloj para cuadrar las cuentas y ofrecer a Xavi una plantilla competitiva. Sin embargo, el margen de maniobra es escaso y las discrepancias entre las necesidades deportivas y las restricciones económicas podrían marcar un verano de decisiones difíciles.

Lo que es indudable es que el Barça se encuentra en un momento crucial, donde cada movimiento será determinante para su futuro inmediato y a largo plazo. Bernardo Silva, por ejemplo, sería un gran fichaje, pero tiene varios inconvenientes como la edad o el precio. Además, si Ferran Torres no sale, Joan Laporta no podrá pagarlo, así que quizá lo más sensato sea buscar otra alternativa.

➡️ FC Barcelona ➡️ Fútbol

Más noticias: