Montaje con el exterior del Hostal de Pinós y un círculo con el interior del mismo restaurante con varias mesas paradas

ACTUALIDAD

El restaurante más antiguo en el que puedes comer en Cataluña: 500 años de historia

Este restaurante, que lleva cinco siglos ofreciendo servicio de hostelería, es considerado el más antiguo de Cataluña

Unos 500 años de historia. Este es el recorrido hostelero que tiene el restaurante más antiguo de Cataluña. Se trata del Hostal de Pinós, en la comarca del Solsonès, que este año cumple cinco siglos de actividad ininterrumpida en el sector de la restauración.

L'Hostal de Pinós fue fundado en el siglo XVI, más concretamente en el año 1524, con el objetivo de costear los gastos del santuario de Pinós. Se podría decir que gana el título de restaurante más antiguo del país, pues los primeros registros están datados de finales del siglo XVIII y principios del XIX.

El Hostal de Pinós cumple 500 años de servicio 

La fecha de nacimiento de L'Hostal Pinós, datada en el 1524, siempre fue algo dudosa, pues se trata de una información que fue transmitiéndose de boca en boca. Ahora, la revista Descobrir ha corroborado este dato, después de empeñarse en encontrar el contrato arrendatario original en el Archivo Diocesano de Solsona.

En la hoja de contrato "se explica el pacto que hay entre el administrador del santuario y la señora, para crear el hostal", expone el periodista y divulgador Narcís Clotet en una entrevista en TV3.

En una de las piedras de la pared del santuario aparece grabado el siglo XVII. Sin embargo, se cree que sus inicios como lugar de "parada y fonda" se remontan un siglo antes. Otro de los esculpidos que más destacan, según detalla en el mismo reportaje de TV3, Mònica Sagués, hostelera de Pinós, es la frase "los hostales sin dinero no dan nada", con la que se invita a todo aquel que pase por la puerta del santuario a consumir para sufragar los gastos.

Ofrece los platos más típicos de la cocina tradicional catalana

En 1836, año en el que tuvo lugar el proceso de desamortización de Juan Álvarez Mendizábal, el orden eclesiástico abandonó Pinós. Pero este no fue motivo para cerrar el servicio de hostelería que se ofrecía. Y, hasta día de hoy, este espacio ha funcionado ininterrumpidamente. 

Actualmente, al frente del restaurante se encuentran Mónica y su madre, Teresa. Desde hace 22 años, madre e hija ofrecen a sus comensales una amplia carta de platos tradicionales de la cocina catalana.

➡️ Actualidad

Más noticias: