Montaje con unos jóvenes paseando por la playa de Lloret de Mar y un círculo con gente celebrando

ACTUALIDAD

El pueblo de costa de Cataluña que acaba de prohibir las despedidas de soltero

Lloret de Mar cambia la normativa y aplica novedades que afectarán a una parte del turismo que visitan el pueblo costero

Lloret de Mar ha protagonizado una sesión plenaria histórica. Uno de los municipios más turísticos de Cataluña ha dado un carpetazo sobre la mesa y ya no quiere ni oír hablar de las despedidas de soltero. La localidad gerundense ha decidido dar luz verde de manera inicial a las modificaciones propuestas en la Ordenanza de Civismo y Convivencia Ciudadana.

Esta decisión incluye medidas innovadoras destinadas a mejorar la calidad de vida tanto de los residentes como de los visitantes. El objetivo es revitalizar el tejido social y ambiental de la localidad costera.

Lloret de Mar toma una sorprendente decisión

Pero si hay una medida que llama la atención es la de prohibir las despedidas de solteros. La principal motivación es la de cambiar y limpiar la imagen que se tiene del pueblo costero. En palabras del consistorio, hacer de Lloret de Mar un destino más familiar, tranquilo y amigable. 

También prohíbe fumar en la playa

Pero esta no es la única novedad, aunque sí la más llamativa. Entre las nuevas decisiones del ayuntamiento también está la de la prohibición total del consumo de tabaco y cigarrillos electrónicos en las playas. También en las zonas de baño designadas como espacios sin humo.

Esta medida responde al objetivo primordial de preservar la pureza ambiental y garantizar un entorno más saludable para todos. Cabe destacar que ha sido respaldada por diversas fuerzas políticas y grupos empresariales.

No obstante, la ordenanza contempla ciertas excepciones. Permitiendo el consumo en las terrazas de los chiringuitos, bajo la discreción de sus propietarios. Así como en el emblemático paseo marítimo. Estas disposiciones buscan equilibrar las necesidades comerciales con la protección del medio ambiente y la salud pública.

La relación amor-odio de Lloret de Mar con el ocio

Otro aspecto destacado de esta reforma es la regulación de las actividades nocturnas, especialmente en lo que respecta a las colas de los establecimientos de ocio. Se insta a los propietarios y al personal de estos locales a evitar aglomeraciones innecesarias. Todo ello para evitar cualquier comportamiento que pueda perturbar la tranquilidad vecinal y generar molestias acústicas.

El concejal de Seguridad Ciudadana, Jordi Martínez, ha subrayado el carácter consensuado de estas modificaciones. Ya que todas ellas, son el resultado de un diálogo fructífero entre el equipo de gobierno, partidos municipales y asociaciones empresariales locales.

Estas reformas marcan un hito en el camino hacia un Lloret de Mar diferente. Más amigable, sostenible y en armonía con su entorno natural. Reafirmando el compromiso del municipio con la convivencia ciudadana y el bienestar colectivo.