Montaje de jovenes comprando billete de metro en máquina expendedora de Barcelona, billetes de euro y círculo con tarjeta T-mobilitat

ACTUALIDAD

El precio del billete de metro en Barcelona ya ha subido

La subida del 6,75% se aplicó a partir del lunes 15 de enero, aunque se mantienen las bonificaciones por parte de la ATM

A partir de este lunes 15 de enero el precio del transporte público en Barcelona ya es más caro. Concretamente, una subida del 6,75%, aunque las bonificaciones hacen que la subida sea menor para los bolsillos de los usuarios.

En concreto, la Autoridad del Transporte Metropolitano (ATM) mantiene la rebaja del 20% mientras que el Consejo de Ministros confirmó finalmente la bonificación del 30%. De esta manera, una rebaja total del 50% que se prorroga en la T-usual y la T-jove. A su vez, también se mantiene la subvención para familias monoparentales y numerosas y para personas en situación de desempleo.

Según la ATM, el aumento es a causa del incremento de los costes en los últimos años y, por lo tanto, sirve para garantizar la sostenibilidad del sistema. Las tarifas llevaban congeladas desde 2020 y se espera que, a partir de ahora, se puedan mejorar con mayor eficacia las máquinas expendedoras, la señalización y los sistemas de validación.

Tabla de las nuevas tarifas de billete de metro en Barcelona para 2024
Nuevas tarifas con la subida del 6,75%. | ATM

No obstante, algunos usuarios aún no habrán notado el cambio de precio, ya que los tiquetes comprados con anterioridad funcionaran hasta el 30 de abril. Por ese motivo se pudieron ver largas colas de gente ante las máquinas expendedoras del metro del Área de Barcelona con el objetivo de aprovecharse del mejor precio.

Desde la ATM remarcan que, a pesar del incremento, las administraciones siguen haciendo frente a la mayor parte del coste del transporte público. Actualmente, harían frente a un 65,5% del coste, mientras que en 2019 era del 58,7%.

Se mantiene la T-Verda

Además, se mantiene la T-Verda, un billete que ofrece transporte público gratuito durante 3 años para aquellos usuarios que hayan dado de baja un vehículo sin etiqueta ambiental.