Foto del exterior de una clínica estética Dorsia

ACTUALIDAD

Dorsia cierra dos clínicas en Cataluña y deja a los pacientes a medias y sin dinero

Dos clínicas estéticas del grupo Dorsia han cerrado sin aviso previo en Cataluña, dejando a sus clientes endeudados y en mitad de sus tratamientos

El grupo Dorsia ha bajado las persianas de dos de sus clínicas estéticas en Cataluña. Se trata de las franquicias que se encontraban en las ciudades de Manresa y en Badalona.

El cierre, que se ha producido de un día para otro, ha afectado gravemente a los clientes habituales de ambas clínicas. Estos se han visto, de repente endeudados, y con sus tratamientos interrumpidos.

Los clientes de las clínicas, con deudas y a medio tratamiento

El grupo Dorsia, que opera varias clínicas estéticas repartidas por toda España, ha cerrado esta semana dos de ellas en Cataluña. El cierre afecta las clínicas de Badalona y Manresa, donde hace varios días que en la puerta ha aparecido un cartel con 'Cerrado por vacaciones'.

A pesar de esto, los clientes han asegurado que desde las clínicas no responden a los mensajes y que el número de teléfono que figura en ambos locales ya no existe. Estos han visto, de esta manera, interrumpidos sus tratamientos de un día para otro y sin ningún tipo de explicación.

Se calcula que hasta 56 personas se habrían visto afectadas por el cierre de estas clínicas, pertenecientes en un principio al grupo Dorsia. Los clientes denuncian ahora malas praxis de las clínicas e infecciones postoperatorias.

También aseguran que, con el cierre, han dejado muchos tratamientos a medias. Y muchas de las personas que acudían habitualmente se habían endeudado con financieras con tal de poder pagar los tratamientos. 

Además, han declarado que en la clínica se les "convencía" para que pagasen el importe de las operaciones y retoques de un solo pago, y no a plazos. Tras abonar el dinero, los afectados aseguran que dejaron de contestarles el teléfono y los mensajes. Estas deudas sumarían una cantidad de 200.000 euros.

Las clínicas dejaron de pertenecer a Dorsia

No obstante, el grupo Dorsia ha confirmado que estas dos franquicias dejaron de pertenecer a la cadena de estética en el pasado mes de noviembre.

La causa, según han declarado desde la clínica, fue por un "incumplimiento grave de las obligaciones contractuales, tanto con los franquiciados como también con los proveedores y las administraciones públicas".

Fue entonces cuando la empresa madre les dio a ambas clínicas un período de un mes para que pudieran finalizar todos los tratamientos que tenían pendientes. Aunque han lamentado que esto no se ha acabado cumpliendo.

La Clínica Dorsia, finalmente, ha asegurado que estudiarán caso por caso y operarán a todos los pacientes afectados "por solidaridad". Sin embargo, no ha habido respuesta para aquellos clientes que pedían la devolución del dinero que habían pagado.

La empresa también ha anunciado que se emprenderán acciones legales por la gestión "irresponsable y negligente" de las clínicas de Manresa y Badalona.