Exterior de la escuela Andreu Castell en Sabadell

ACTUALIDAD

La dirección de una escuela coge la baja médica tras las quejas por el nivel educativo

Los hechos se remontan al año 2019 cuando empezaron a haber las primeras quejas, ahora la asociación de familias pide la dimisión de la dirección

El Departamento de Educación ha tenido que hacerse cargo de la escuela pública Andreu Castells de Sabadell después de que tres miembros de su dirección hayan cogido la baja médica. Los hechos vienen a raíz de las quejas por parte de las familias del centro que denuncian que el nivel educativo ofrecido es bajo.

Un equipo de inspección se ha trasladado al centro para ayudar a los docentes a organizarse, mientras se encuentra un equipo directivo interino que tome el liderazgo provisional. “Se tiene que garantizar la normalidad absoluta en la escuela”, ha asegurado Maite Fonts, directora de los servicios territoriales de Educación del Vallés Occidental.

Las familias denuncian que los niños llegan a Secundaria con un nivel deficiente

Las familias han pedido la dimisión de la dirección actual, ya que creen que el nivel educativo ofrecido es bajo. A su parecer, la falta de preparación de los niños es deficiente cuando llegan al instituto. “No aprenden métodos de estudio para prepararse los exámenes, ni están acostumbrados a tener deberes o a utilizar una agenda de planificación”, aseguran desde la asociación de familias en un comunicado.

También denuncian una falta de transparencia del centro respecto al plan de estudios. “Cuando se pide información sobre la línea educativa del centro, la jefa de estudios se pone a la defensiva y contesta con mala educación”, argumentan en el comunicado.

La situación se alarga desde el 2019

Esta situación lleva alargándose desde el año 2019, cuando empezaron las quejas por el rendimiento académico, las cuales incrementaron hace tres años, con la llegada de la actual jefa de estudios. En ese momento se empezó una recogida de firmas para pedir un cambio del equipo directivo, pero desde la dirección pidieron una oportunidad.

No obstante, desde la asociación se considera que ya se les dio esa oportunidad y que no la aprovecharon. El pasado viernes la asociación tuvo una reunión con Educación, y aseguran que “no nos vale la baja, queremos su dimisión”. Por ello, han convocado una concentración este viernes por la tarde a la puerta del colegio, con el apoyo de un 80% de las familias.

La directora de los servicios territoriales de Educación asegura que han escuchado a las familias y que, desde que tuvieron conocimiento de los hechos antes de Navidad, trataran de intervenir. “Poco a poco, la escuela volverá a tomar un liderazgo firme”, asegura Fonts.