Vladimir Putin, sentado delante de una mesa, y en el círculo, Putin tocándose la pierna izquierda

ACTUALIDAD

El detalle de la entrevista de Putin que podría aclarar su estado de salud real

Las últimas imágenes de Vladímir Putin podrían confirmar que sufre algún problema de salud, como se venía especulando desde hace tiempo

En los últimos meses se ha especulado mucho con el estado de salud de Vladímir Putin. Sus intervenciones públicas se han visto reducidas al máximo y esas ausencias prolongadas están desatando todo tipo de rumores. Recientemente, el mandatario concedía una entrevista a un medio de comunicación en la que se pudo ver un detalle que no pasó inadvertido.

Durante un momento de la conversación, el presidente de Rusia "se ayuda de su mano para calmar el movimiento involuntario de sus piernas". Así lo aprecia la periodista Patricia Centeno, especializada en lenguaje no verbal . No se trata de algo nuevo, ya que esto se viene repitiendo con bastante frecuencia desde hace un par de años.

Este tipo de gestos por parte de Putin han dado lugar a muchas conjeturas. Sobre todo a partir de que estallara el conflicto con Ucrania. Se le han atribuido desde problemas oncológicos hasta Párkinson, aunque desde Moscú evitan pronunciarse al respecto.

El pasado mes de septiembre, en un encuentro con el líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, se vivió una situación muy parecida. Más allá de los temas que se abordaron, lo que realmente despertó curiosidad fue el comportamiento del presidente ruso.

Durante la reunión se vio a Putin hacer un extraño movimiento con su pie izquierdo. Lo giraba de forma un tanto extraña hacia un lado.

Dicha molestia parece ser que también se extiende hacia la pierna, reproduciéndose en forma de espasmos. Sin lugar a dudas, se trata de una situación un tanto anómala, sobre todo al proceder de un líder que trata de ofrecer públicamente una imagen de entereza.

El comportamiento de Putin invita a pensar en una enfermedad

Pero este tipo de gestos por parte de Putin se vienen sucediendo desde hace tiempo. Los rumores invitan a pensar en algún tipo de enfermedad, aunque desde Moscú prefieren guardar silencio. También hay quien atribuye dichos movimientos anómalos al nerviosismo y a la tensa situación que atraviesa el país.

En cualquier caso, no resulta nada frecuente ver a un líder como Putin mostrarse con debilidad. Más bien trata de trasladar a la opinión pública un aspecto de firmeza. Sabe que de lo contrario esto podría ser aprovechado por sus enemigos y jugaría en su contra.

Lo que es innegable es que esos problemas de salud, sobre todo con su pierna izquierda existen. Aunque trate de disimularlo, los vídeos evidencian temblores en la pierna y movimientos extraños en el pie.