Policía detiene a una persona

ACTUALIDAD

Los nuevos datos de la delincuencia en Manresa que desmontan el relato de la izquierda

En 2023 hubo un 60% más de agresiones sexuales, un 92% más de violaciones con penetración, y más robos con violencia sobre las personas y en establecimientos

Manresa fue el verano pasado escenario de una batalla multitudinaria que desembocó en una manifestación ciudadana contra la inseguridad. Durante días, la ciudad se dividió entre la indignación de los vecinos y una izquierda que negaba el problema y señalaba a la extrema derecha. Semanas después, los datos de criminalidad del Ministerio de Interior señalaban un aumento de la delincuencia del 14% en esta ciudad.

Ahora, el último informe trimestral del ministerio vuelve a señalar un aumento de los delitos en Manresa. Según estos datos, sin contar los delitos cibernéticos la delincuencia se ha disparado un 8,9% respecto al año anterior. De hecho, en esta localidad barcelonesa la criminalidad convencional ha aumentado más que en la totalidad de Cataluña en el último año.

Imagen de dos agentes de los Mossos d'Esquadra deteniendo a un hombre
La policía se lleva detenido a un delincuente | Mossos d'Esquadra

Los datos llaman aún más la atención cuando entramos en los detalles. En 2023 hubo más de mil hurtos (109 más que el año anterior), lo que supone tres al día. Los robos con fuerza en domicilios bajaron, pero subieron los realizados en establecimientos y otras instalaciones (un 95% más). Los robos con intimidación o violencia sobre las personas se incrementaron un 15,5% en cuestión de un año.

Un 60% de delitos sexuales, un 92% más de violaciones con penetración

También subieron los delitos por lesiones o peleas, en este caso un 35,8%, y se dispararon un 60% las agresiones sexuales. Entre ellas destaca el crecimiento de las violaciones con penetración, que de 2022 a 2023 pasaron de 14 a 27 denuncias (un 92% más). En 2022 no se había cometido ningún homicidio, mientras que en 2023 hubo uno consumado y dos más en grado de tentativa.

Otros datos, el año pasado hubo un 27% más de robos de vehículos, y el resto de delitos convencionales aumentó un 6,8%. La criminalidad en Cataluña subió un 5,6% en 2023, lo que significa más de tres puntos por debajo de Manresa. Los datos vuelven a reavivar el debate sobre la seguridad, no solo en la capital del Bages sino en muchas otras localidades donde los delitos también se han disparado.

Brutal paliza a palos 

La inseguridad en Manresa se volvió a manifestar la semana pasada, cuando un grupo de jóvenes extranjeros molió a palos a otro chico en el casco antiguo de la ciudad. La víctima quedó inconsciente y con varias heridas de diversa gravedad, mientras que hasta ahora la policía ha detenido a cuatro personas. Según los testigos, un grupo de hasta cinco individuos persiguió a la víctima hasta que lo atraparon y le agredieron con palos.

Los hechos ocurrieron en la calle Santa Llúcia, en el barrio de las Escodinas, uno de los más masificados por la población extranjera. La degradación de este barrio viene de lejos pero se ha acelerado en los últimos años. Ahora es un paraíso para los delincuentes, con ocupación de pisos, venta de drogas, peleas y violaciones en manada.

Debate sobre la seguridad

Tras la pelea ocurrida este verano, unos dos mil vecinos se manifestaron contra la inseguridad al margen de los partidos y de los intereses políticos. Los manifestantes pidieron “vivir con paz y tranquilidad” y reivindicaron una Manresa “que sea lugar de encuentro e integración, respetuosa, cívica y tolerante”. Pero la izquierda estigmatizó la protesta señalando a la extrema derecha y negando un problema de inseguridad.

➡️ Actualidad

Más noticias: