Imagen del exterior del centro penitenciario Ponent de Lleida

SUCESOS

Un preso está a punto de matar a un funcionario en una cárcel catalana

El preso se habría atrincherado en su celda y habría agredido a los funcionarios después de que estos quisieran sacarlo

Un preso de Lleida protagonizó un gran episodio de violencia, este viernes, 1 de diciembre. Según ha informado El Caso y ha confirmado El Segre, dos funcionarios de la cárcel de Lleida resultaron heridos de gravedad tras ser atacados por el interno.

Se trata de Buckur, de unos 25 años, preso del centro penitenciario de Ponent, el cual es considerado un preso de primer grado. Y es que, según ha indicado El Caso, estaba atrincherado en su celda y atacó a los guardias cuando estos lo estaban intentando sacar.

El preso presentaba una conducta muy agresiva

El preso presentaba una conducta muy agresiva. Según ha indicado el digital, se encerró dentro de su celda y empezó a destrozarla por completo, rompiendo cristales, arrancando los marcos de hierro de las ventanas e inundando el espacio con agua para dificultar la entrada de los funcionarios.

Y no solo esto, además,según indica el digital, el preso habría cogido algunos trozos de los cristales para agredir a los trabajadores de la cárcel, pero, finalmente, no fue así. Cuando estos consiguieron entrar a la celda para tranquilizarlo, los agredió con fuerza hasta llegar a asfixiar a uno de ellos con la intención de matarlo.

Finalmente, gracias a la rápida actuación del resto de funcionarios, Buckur no pudo matar al funcionario, pero sí los dejo heridos. A consecuencia de su ataque, el funcionario brutalmente agredido sufrió un pinzamiento cervical, inflamación de las paredes de la garganta, síntomas de asfixia y dificultades para respirar y hablar.

Aunque este fue el que terminó herido con mayor gravedad, el otro guardia también tuvo que acudir a la mutua para coger la baja laboral.

Acusado de agredir sexualmente a una menor en Badalona

El preso de 25 años, Buckur, ha sido condenado por un robo con violencia y se encuentra en prisión preventiva por una agresión sexual a una menor en Badalona. Según ha avanzado El Segre, esta no es la primera vez que el preso agrede a un funcionario. De hecho, ha tenido que ser trasladado a la cárcel de Ponent por haber sido expulsado de otros centros penitenciarios. 

Ante esta situación, la asociación de funcionarios de prisiones, Marea Blava, ha presentado una denuncia en la que destaca el incremento de las agresiones en los centros penitenciarios catalanes.