Montaje de una chica con un teléfono y dos fotos de dos compañías de teléfono: movistar y vodafone
SOCIEDAD

Vodafone y Movistar tiemblan: el batacazo que ya esperan para el año que viene

Este estudio revela datos que comprometen el futuro de ambas compañías

No se vaticina nada bueno para algunas compañías de telefonía en España. Se espera que Vodafone y Movistar, dos de las principales operadoras tradicionales, sean las más afectadas. La prestigiosa consultora Oliver Wyman ha elaborado un estudio que ha arrojado unos resultados muy negativos para Vodafone y Movistar.

El 41 % de los que planean cambiar de compañía de telefonía móvil en los próximos 12 meses optarán por dejar atrás a las operadoras tradicionales. Según el estudio 'Telco: Mobile and Fixed broadband connectivity', lo harán para unirse a las compañías low cost.

Este estudio también ha proporcionado datos relevantes sobre las tendencias de telefonía móvil en Francia, Italia, Alemania y el Reino Unido. Además, ha enviado una advertencia clara a las grandes compañías de telecomunicaciones en España. Se espera que el 53 % de los clientes de empresas como Movistar o Vodafone se trasladen a una operadora low cost para el año 2024.

El batacazo que les espera a Vodafone y Movistar

Vodafone y Movistar, dos de las compañías más grandes y reconocidas en el sector de las telecomunicaciones en España, se enfrentan a una dura realidad. La posibilidad de que más de la mitad de sus clientes cambien a operadoras low cost para el año 2024 plantea una seria amenaza. Sobre todo, para sus cuotas de mercado y sus ingresos.

Movistar durante mucho tiempo ha sido líder en el mercado español de telecomunicaciones. Sin embargo, ahora debe ajustarse a una nueva realidad en la que los consumidores buscan opciones más económicas y flexibles.

La empresa tendrá que reconsiderar su estrategia. Deberá explorar la posibilidad de ofrecer planes de telefonía móvil más competitivos para retener a sus clientes actuales y atraer a nuevos.

Por otro lado, Vodafone, que también ha sido un jugador importante en el mercado, enfrenta desafíos similares. La competencia de las operadoras low cost implica que Vodafone tendrá que repensar su estrategia, y adaptarse a las cambiantes preferencias del consumidor para evitar una fuga de clientes.

El auge de las operadoras low cost

Las operadoras low cost han ido ganando terreno en el mercado de las telecomunicaciones en España en los últimos años. Ofrecen tarifas más asequibles y flexibilidad en sus planes. Esto ha atraído a una gran cantidad de usuarios que buscan una opción más económica y personalizada para sus necesidades de comunicación.

La falta de flexibilidad en los contratos ofrecidos por operadoras como Movistar y Vodafone está impulsando la migración hacia las compañías low cost. Sin dejar de lado la insatisfacción de los clientes con los altos precios, según revela el estudio de Oliver Wyman. 

Estas operadoras alternativas han logrado atraer a los consumidores con ofertas competitivas. Incluyen servicios de telefonía móvil, internet y televisión, todo a un precio atractivo.

El precio se ha convertido en el factor determinante en la decisión de los consumidores a la hora de cambiar de proveedor de servicios móviles y de banda ancha fija. Esto ha llevado a un crecimiento significativo de las operadoras low cost, que ofrecen tarifas más económicas en comparación con las operadoras tradicionales.

El rendimiento, que incluye la velocidad y la calidad de la red, así como la cantidad de datos, también juega un papel relevante en la decisión de cambiar de operador móvil. Los consumidores desean disfrutar de una experiencia de navegación rápida y sin interrupciones.