Montaje con una persona cogiendo una botella de aceite de oliva y un círculo con una cuchara con una aceituna llena de aceite de oliva

SOCIEDAD

No lo tomes si lo has comprado: ordenan la retirada de un aceite de oliva en España

La Guardia Civil deja al descubierto una organización dedicada a la comercialización de aceite de oliva adulterado con productos no aptos para el consumo humano

Nueva alerta en España: esta vez, el aceite de oliva es el protagonista. La Guardia Civil ha detenido a once personas que formaban parte de una organización dedicada a la distribución internacional de aceite de oliva adulterado. 

Esta red fraudulenta, con dos ramas en España e Italia, mezclaba el aceite incluso con productos no aptos para el consumo humano. Tras destapar su negocio, se ha ordenado la retirada inmediata de todos los productos afectados de los supermercados. 

En esta operación, coordinada con la Europol y los Carabinieri de Italia, el Instituto armado registró ocho cooperativas de las provicinas de Jaén, Ciudad Real y Córdoba.

Así comercializaban el aceite de oliva adulterado

Todas las alarmas saltaron después de que el Seprona de la Guardia Civil encontrara varias irregularidades en el aceite de oliva que transportaba un camión en Manzanares (Ciudad Real).

Tras lo sucedido, la Unidad Orgánica de Policía Judicial puso en marcha la operación 'Omegabad'. Esta maniobra dejó al descubierto la organización, con una rama española y otra italiana, dedicada a la comercialización internacional de aceite de oliva adulterado.

En Italia se retiraron 500 botellas de la marca ConDisano, un producto fruto de la mezcla de varios aceites, por no cumplir con los porcentajes que aparecían en la tabla nutricional. El aceite, etiquetado como de 'mayor calidad', solo contenía un 15%. El 85% restante, eran aceites de maíz y girasol.

En España, la organización contactaba con una empresa relacionada con el proceso de compra de aceites de menor calidad. De esta manera, lo que conseguían era cambiar la categoría, convirtiéndolos en aceites virgen y virgen extra, falsificando la información del producto para poder venderlos como tal.

Mezclando el aceite de oliva de mayor calidad con los denominados "aceites turbios", un subproducto derivado del oliva, conseguían la composición de grasas y eritrodiol perfecta para su distribución. En el producto no salían registrados los aceites de oliva de la empresa vinculada, para así evitar la trazabilidad.

El aceite de oliva contenía productos no aptos para el consumo

Lo que hacían era etiquetar de alimentarios unos productos que contenían aceites lampantes, los cuales no son aptos para el consumo humano. La función del lampante, rescatado de los restos del producto refinado, es servir de combustible vegetal.

En total, se han llevado a cabo ocho registros simultáneos en España e Italia. De estas inspecciones, cinco se han realizado en envasadoras y almacenes de aceite de Jaén, Córdoba y Ciudad Real.

Finalmente, las autoridades han inmovilizado 16 depósitos y más de 5.200 litros de aceite de oliva manipulado listo para comercializar. Asimismo, se han intervenido más de 91.000 euros en efectivo y cuatro vehículos de alta gama. Igualmente, varias cuentas bancarias han sido bloqueadas.