Imagen de fondo de una persona recibiendo documentos y otra imagen de unas manos con billetes de 50 euros en ellas

SOCIEDAD

Si quieres pedir un préstamo, apunta: qué necesitas para que te lo concedan

Cuando un ciudadano acude a una entidad financiera para solicitar un crédito, debe conocer en qué cosas se va a fijar el banco para poder conceder la financiación que necesita

Los préstamos bancarios representan un componente en la vida financiera de individuos y empresas, sirviendo como una vía para acceder a capital que permite cubrir necesidades y aspiraciones. 

La dinámica de los préstamos es diversa y abarca una amplia gama de propósitos, desde las ganas de conseguir una vivienda hasta proyectos empresariales. A lo largo de este proceso, los bancos evalúan la capacidad de los solicitantes para cumplir con sus obligaciones financieras.

Por lo general, las instituciones financieras requieren documentos que demuestren ingresos suficientes para cumplir con los pagos del préstamo. Además, solicitan evidencia de estabilidad laboral, que varía de 6 a 18 meses según el perfil del solicitante.

Condiciones básicas que estudian los bancos para conceder un préstamo

Cuando se trata de solicitar un préstamo, ya sea a través de entidades financieras físicas u online, existen requisitos comunes que la mayoría de los bancos exigen a quienes buscan financiamiento.

La edad del solicitante

Uno de los requisitos fundamentales es ser mayor de edad. Tener un historial crediticio y contar con ingresos regulares son condiciones difíciles de cumplir para aquellos que aún no tienen 18 años. 

Otra de las cosas que se tienen en cuenta es que el solicitante no pase de unos años. Hay que pensar que los bancos no se arriesgaran a que una persona pueda fallecer antes de haber recuperado su dinero por completo. Es por ello por lo que, generalmente, el tope de edad está fijado en los 75 años, aunque depende mucho de cada banco y de la situación personal del solicitante.

Demostrar solvencia y tener ingresos estables

El solicitante debe evidenciar que tiene la capacidad financiera para devolver el dinero prestado. Esto implica demostrar ingresos consistentes que superen las obligaciones mensuales adquiridas con el banco. Por ejemplo, si se acuerda devolver 300 € al mes, se requerirán ingresos suficientes para cubrir esa cantidad sin comprometer la estabilidad financiera del solicitante.

Quienes tienen ingresos estables, contratos indefinidos, experiencia sólida en una empresa o son funcionarios, cuentan con mayores facilidades para obtener financiamiento.

Otros requisitos necesarios a cumplir

Para solicitar el préstamo, es fundamental estar al tanto de la documentación requerida y los posibles requisitos adicionales. Estos son los documentos esenciales a presentar:

  • DNI o NIE.
  • Número de cuenta corriente: ahí se realizarán los depósitos del préstamo.
  • Fotocopias de las últimas nóminas o justificación de ingresos regulares: en caso de no contar con nóminas, también sirve un documento que respalde ingresos regulares.
  • Vida laboral: ayuda a la entidad a entender tu estabilidad y continuidad en el ámbito laboral.

Si eres autónomo, es posible que se te solicite documentación adicional, como:

  • Fotocopia del documento de alta de autónomo: para verificar tu condición de trabajador autónomo.
  • Últimas declaraciones anuales del IVA y pagos fraccionados del IRPF. Estos documentos son necesarios para evaluar la situación financiera y fiscal del autónomo.

Aunque los requisitos varíen entre bancos, tener la documentación básica agiliza el proceso y mejora las posibilidades de aprobación.