Montaje con Pedro Sánchez, la mano de un anciano y alguien contando billetes

SOCIEDAD

El plan del Gobierno con las pensiones que no convence a muchos trabajadores

En los próximos años habrá cambios sensibles en el sistema de pensiones de nuestro país

El Gobierno de España tiene un plan para acometer una sostenibilidad de las pensiones que está en entredicho. Desde el Ejecutivo saben que el gasto que van a tener que ejecutar para el pago de las pensiones va a ser elevadísimo. Por ello, tienen una estrategia para poder abonar de forma rigurosa las pensiones a los españoles.

El plan es intentar alargar las carreras de los trabajadores y tienen claro que, en una década, la mitad de los españoles de 65 años deberán seguir trabajando. Estamos hablando de una proporción que dobla el 20% de la población con la citada edad que está desempeñando su trabajo actualmente.

El Gobierno ofrece una pensión mayor a cambio de seguir trabajando 

Todos estos datos vienen recogidos en las proyecciones de gasto público en pensiones. El Gobierno ha tenido el 'ok' de Bruselas, pero desde varios organismos españoles no se fían tanto de lo que tiene entre manos Pedro Sánchez.

Por lo que apuesta fuerte el Gobierno es por la jubilación demorada y los incentivos a ofrecer a sus trabajadores que trabajan más años de la cuenta. Y no son otros que abonarles una pensión mayor y que pueda compaginar el cobro de una pensión con el trabajo.

Por si fuera poco, saben que el retraso en la edad legal de jubilación hasta los 67 años en 2027 hará que su plan se lleve a cabo con éxito. Las previsiones que tienen en el Ejecutivo son bastante claras.

Prevén que casi un 33% de la población de entre 65 y 74 años vaya a seguir trabajando en el año 2040. Y si nos fijamos un poco más allá, en el 2050, la mitad de las personas de 65 y 66 años deberían estar trabajando, según sus deseos.

La demora de la jubilación non convence a muchos

Eso sí, parece que de momento este plan no ha llamado nada la atención a los trabajadores de nuestro país. Y es que en estos últimos tiempos, pocos se han acogido a esta jubilación demorada que parece no engancha en ningún caso a los españoles.

En 2023, solo el 8% se ha acogido a esta jubilación demorada. Para que la estrategia le saliera bien al Gobierno, este porcentaje tendría que ascender por lo menos hasta el 55%.