Montaje con piezas de fruta y persona comiendo fruta en una cuchara
SOCIEDAD

Soy nutricionista y vengo a desvelarte los mitos y verdades sobre la fruta

Te cuento toda la verdad sobre la fruta: ya está bien de tanta mentira, no permitas que jueguen contigo

La fruta es un alimento muy cuestionado y si os digo la verdad, no entiendo el porqué. A lo largo de mi trayectoria he llegado a escuchar preguntas y afirmaciones tales como:

"¿Cuándo debo tomar la fruta?", "No tomo fruta por la noche porque engorda", "Si estoy a dieta, ¿puedo comer plátano?" o "¿Es mejor tomarla antes o después de las comidas?".

Y yo me pregunto... ¿Por qué se le teme tanto a la fruta? ¿Por qué no se habla de sus beneficios y los problemas que conlleva no consumirla? Pues bien, vengo a contarte todo lo que debes saber sobre este alimento.

Comer fruta nos aporta muchos beneficios

Pues bien, cierto es que la fruta contiene azúcares, pero no son comparables al azúcar que puedan contener unas galletas, por ejemplo, o los zumos. Los azúcares que contienen la fruta son azúcares intrínsecos, no son añadidos.

Por lo que en el organismo no actúan de la misma manera. La fruta nos aporta multitud de vitaminas, minerales, antioxidantes, fibra y agua. Y su fibra juega un papel muy importante.

Ya que hace que ese azúcar propio de la fruta se absorba lentamente y de manera gradual, favoreciendo la sensación de saciedad y disminuyendo la liberación de insulina, evitando los picos de glucosa en sangre. Y pasa totalmente lo contrario cuando consumimos esas galletas o zumos, ya que son azúcares añadidos.

¿Comer fruta por la noche es tan malo como dicen?

Por otro lado, el aporte calórico de un alimento no varía en función del momento del día en el que lo ingiramos. La fruta seguirá teniendo las mismas propiedades tanto de día como de noche y haciendo la misma función y siguiendo la misma ruta metabólica.

Dudar entre comerse un plátano una manzana o un caqui, por ejemplo, es totalmente indiferente, ya que la diferencia de calorías entre ellas es mínima.

Está demostrado científicamente que el consumo de fruta está asociado con la prevención de ciertas enfermedades, previene la obesidad y la ganancia de peso. Por lo tanto, no pasa nada porque tomes fruta antes o después de las comidas, por la tarde o por la noche.

Logo de TelegramNOVEDAD TELEGRAM: ¡Pincha aquí para recibir GRATIS los mejores Trucos para Adelgazar y de Belleza en Telegram!

Una de las cosas que siempre les digo a mis pacientes es, que lo que genera un aumento de peso, más concretamente un aumento de grasa corporal, es consumir más calorías de las que tu cuerpo necesita al día.

Que no te preocupe el total de calorías sino el conjunto de nutrientes. No les tengas miedo, a no ser que exista alguna alergia o intolerancia no hay motivo para eliminarlas de la dieta.

Todas y cada una de las frutas deben tener cabida en nuestra alimentación y más aún las que estén de temporada. Ya que estarán en su punto más óptimo en cuanto a sus características organolépticas y propiedades nutricionales.