Arran ocupa la tienda oficial de la Copa América en Barcelona

POLÍTICA

Vídeo: Las redes se ríen del último acto vandálico de las juventudes de la CUP

Arran ha ocupado la tienda oficial de la Copa América en Barcelona

Un puñado de activistas de Arran, la organización juvenil de la izquierda independentista, ha anunciado esta mañana la ocupación de la tienda oficial de la Copa América en Barcelona. Forma parte de una protesta conjunta con las entidades convocantes de la manifestación ecologista del 8 de junio ‘No a la Copa América’. “Primer aviso, de aquí no nos moveremos”, han advertido los activistas en sus redes sociales.

Pero no han tardado en aparecer los mensajes mofándose de la acción de protesta, sobre todo porque es la enésima acción de Arran en un día laborable por la mañana. Por eso son muchos quienes les dicen que se pongan a trabajar y “aportar alguna cosa al país”. Dicen que son “cuatro parásitos” que “nunca han trabajado” molestando a “quienes quieren trabajar”.

“Muy bien niños, ya se ha acabado la hora del patio y podéis volver a la escuela”, comentan en modo irónico. Muchos se pregunta si “estos trabajan alguna vez o solo viven de los padres”, y les consideran “piji-guays de casa buena”. En un tono más indignado hay quien les llama “gamberros incívicos” y “vergüenza de Cataluña”, les llaman “extremistas totalitarios” y les recuerdan que “sois minoría”.

Les hacen una recomendación

Varias organizaciones juveniles y ecologistas, entre ellas Arran, han convocado una manifestación en Barcelona bajo el lema “salud, tierra, futuro”. Reivindican un “cambio del modelo capitalista” y apuestan por el “socialismo” para “acabar con el monocultivo turístico y las desigualdades territoriales”. Las entidades presentaron sus demandas en una acción frente al Departamento de Territorio de Generalitat, también una mañana de día laborable.

La gente se queja de que "son los cuatro anti-todo de siempre" y no entienden su obsesión con acontecimientos como la Copa América. "Otros que nos están destruyendo nuestra casa todos los días y calláis", dicen, en referencia al crecimiento de la inseguridad ligada a la inmigración. Les recomiendan que puestos a gastar su tiempo, lo dediquen a quejarse de la inseguridad que sufren los barrios humildes donde vive la clase trabajadora.

"Os tapáis la cara para que no veamos que realmente sois los que después vais en barquito a Cadaqués y cogéis un avión para visitar América Latina en ruta", dice otro comentario muy significativo: "No engañáis a nadie".

➡️ Política

Más noticias: