Montaje con 3 planos medios de Ione Belarra, Yolanda Díaz e Irene Montero sonriendo

POLÍTICA

La purga preventiva de Yolanda Díaz

Sumar quiere culminar la absorción de Podemos

El pacto de gobierno entre PSOE y Sumar allana el terreno para la investidura, a la espera del sí de Carles Puigdemont. En el acuerdo se suscribieron algunos compromisos, como la reducción de la jornada laboral. Pero también se puso encima de la mesa la urgencia de que Yolanda Díaz ponga orden en Sumar. 

Los socialistas se preparan para una legislatura compleja debido a la forzosa alianza con Junts. Esto exige una mayor unidad interna en el Gobierno de coalición. Y el PSOE ha pedido a Yolanda Díaz que acabe con la división interna en Sumar para evitar la tensión permanente de la pasada legislatura.

Logo de TelegramNOVEDAD TELEGRAM: ¡Pincha aquí para unirte a la comunidad de TELEGRAM de E-Notícies, las noticias de verdad sin censura.

La líder de Sumar tiene en el reparto de carteras ministeriales una buena oportunidad para uniformar al partido y acabar con la disidencia. Vetada Irene Montero, la estrategia pasa por promocionar a exdirigentes de Podemos ahora en la órbita de Yolanda Díaz. Es decir, culminar la absorción de los morados dentro de la confluencia.

Perfil bajo y ruptura con Podemos

Desde hace tiempo, Yolanda Díaz sueña con completar la purga de morados iniciado a raíz de la convocatoria de elecciones. El poco margen para presentar las candidaturas fue una excusa para no convocar primarias. Esto dio a Yolanda Díaz la posición de fuerza necesaria para vetar a los pesos pesados de Podemos.

Plano medio de Pedro Sánchez y Yolanda Díaz de perfil, mirándose fíjamente y sonriendo. Yolanda Díaz coge del hombro a Pedro Sánchez mientras le da una muestra de cariño con la mano en la mejilla

Ahora tiene en sus manos otra arma poderosa, la designación de los ministros del nuevo gobierno de coalición. A Sumar le tocarán entre tres y cuatro carteras, y Yolanda Díaz ya ha hecho sus quinielas. Ella seguirá al frente de Trabajo, y reservará las otras plazas para candidatos con un claro perfil.

La designación de los ministros de Sumar responderá a dos premisas claras. Por un lado, Yolanda Díaz busca políticos de perfil bajo que puedan ejercer el cargo de ministro sin disputarle el liderazgo. Por otro lado, priorizará a los excargos de Podemos que ahora son fieles a la dirección de Sumar.

Más cerca del PSOE

Descartado el nombre de Ada Colau, el mejor posicionado para acceder a un ministerio es Nacho Álvarez. Su pasado en Podemos permitirá escenificar la ruptura definitiva de la nueva izquierda con el radicalismo de los morados. Y además, Álvarez ha sido pieza clave en el pacto PSOE-Sumar anunciado esta semana.

Otra en las quinielas es María Eugenia Rodríguez Palop, que estuvo en la órbita de Podemos pero ahora jura lealtad a Yolanda Díaz. Ella sería la escogida para liderar la transición en el Ministerio de Igualdad. La idea es abandonar el tono duro y excluyente de Irene Montero para avanzar en el feminismo del 99%.

Álvarez y Palop son el perfil ideal para Díaz, y una muestra de por donde irán los tiros. No solo no amenazan la autoridad de la gallega dentro de la confluencia, sino que además son bien vistos por el PSOE. En Sumar creen que si se ganan la confianza de los socialistas, Pedro Sánchez podría soltar la mano con algún ministerio más.