Primer plano del líder de ERC en Cataluña Oriol Junqueras

POLÍTICA

Las medias verdades de Oriol Junqueras sobre el traspaso de Rodalies

El president de ERC evitó anunciar la letra pequeña del acuerdo con el PSOE

El jueves 2 de noviembre fue el día de Oriol Junqueras. Tras meses a la deriva y a remolque, ERC en general y Junqueras en particular, se apuntaron un tanto en las negociaciones con el PSOE. El presidente de los republicanos compareció en rueda de prensa en solitario la tarde de este jueves para explicar el acuerdo con los socialistas. ¿Todo el acuerdo? No, solo los puntos que permitían al líder de Esquerra sacar más pecho.

Junqueras afirmó que el traspaso de Rodalies sería integral, entero y que se formalizaría en la creación de una nueva empresa pública. En ella, según el presidente de ERC, estarían representados la Generalitat y el Estado, pero la primera tendría mayoría y podría imponer sus decisiones. El acuerdo para asumir Rodalies incluye "financiación, vías y trenes", sentenciaban los republicanos a primera hora del jueves.

Félix Bolaños y Oriol Junqueras sentados dándose la mano

En un "acto de transparencia", socialistas y republicanos publicaron el texto íntegro del acuerdo horas después de comparecer ante los medios. En él, los dos partidos aceptan "culminar el traspaso integral de Rodalies" y crear una empresa nueva que se llamará Rodalies de Cataluña. El Estado tendrá un 50% de representación, así como la Generalitat. La diferencia es que el ejecutivo catalán será quien escogerá el presidente, que tendrá voto de calidad en caso de empate.

Hasta aquí es lo que nos había contado Oriol Junqueras. El caso es que, según el texto, cualquier decisión estratégica se tendrá que acordar por mayoría cualificada. Es decir, el Estado y la Generalitat deberán ponerse de acuerdo o cualquiera de las dos partes tendrá derecho a veto. O acuerdo, o parálisis, en resumen.

Imagen de un tren de cercanías de Renfe

También tocará negociar para la financiación. No hay ninguna cifra firmada y será una comisión bilateral la que decida y acuerde la cantidad de dinero que el Gobierno traspase a la Generalitat por hacerse cargo del servicio.

Lo único que se sabe es la previsión que hace el Departament de Territori. Según avanza ACN, se prevé que el Goviern reciba más de 500 millones en el 2024 e irían "a banda del traspaso de las vías". De estos 500, más de 300 irán al déficit tarifario y 130 a un plan de acción.

El traspaso integral de vías y trenes tiene también otro asterisco. De momento la Generalitat solo asumirá la línea del Maresme de la R1, la del Papiol a Puicgerdà de la R3 y la línea de Sant Vicenç de Calders de la R2. En ningún momento el acuerdo pone fecha a las otras vías, pese a que Oriol Junqueras aseguró que el traspaso sería total. "Todas, todas, todas", llegó a afirmar.

Qué dice el acuerdo sobre todos los tramos

El texto pactado entre ERC y el PSOE habla de no "excluir ningún tramo". No hay, pero, rastro de cómo se traspasarán las otras líneas o aquellos trenes que siguen hacía otras comunidades, los denominados de media distancia. 

Oriol Junqueras dio por hecho cosas que el acuerdo no recoge. En resumen: no concreta más tramos, no hay calendario ni cifra económica. No habla ni de cosas tan básicas como las estaciones de tren, que ahora son propiedad del Estado. Ni dice nada de los trabajadores actuales de Renfe en Cataluña.

Se trata, quizás, de un acuerdo de buena voluntad y del traspaso de tres líneas, con el objetivo de "desarrollar y ampliarlo" durante la legislatura. Y en política, la buena voluntad la carga el diablo.