Montaje de un incendio en Callela y de los equipos de emergencias en la calle

POLÍTICA

Liberan a los delincuentes reincidentes de Calella y provocan otra pelea a los 3 días

El alcalde de Calella, Marc Buch, ha denunciado la situación públicamente y ha asegurado que la situación genera mucha inseguridad en el municipio

La tarde del pasado sábado tres personas eran detenidas tras incendiar un piso en Calella y atacar a la policía. Los detenidos forman parte de un grupo de delincuentes habituales que acumulan ya hasta 260 detenciones. 

Estos hechos fueron denunciados por Marc Buch, el alcalde de Calella, que exigió la aplicación de medidas para poner fin a esta situación. 

Primer plano de Marc Buch con una ligera sonrisa. De fondo, una imagen con colores azules y rosas

El gobierno municipal de Calella, formado por Junts y PSC, pidió ayuda al Departamento de Interior y a la Fiscalía a finales del pasado noviembre. 

Ahora, tan solo cuatro días después de la detención, Marc Buch ha vuelto a hacer acto de presencia en redes para seguir denunciando este problema. Y es que dos de los tres detenidos el pasado sábado han sido puestos en libertad. 

No contentos con su libertad, horas más tarde, la policía intervenía en una pelea en la que ambos estaban implicados. En un mensaje escrito por Buch en X, antes Twitter, el alcalde era contundente con este tema: 

“Tres multirreincidentes detenidos por incendiar una vivienda y atacar a la policía. Tres días después, dos de ellos salen en libertad. Horas después, la policía interviene en una pelea donde participan los dos. Ellos impunes; nosotros indefensos. Si la ley permite esto, se tiene que cambiar”, contaba Buch. 

El tercero de los detenidos, se encuentra todavía en prisión preventiva. 

La violencia callejera preocupa al alcalde de Calella

El  2 de diciembre, el edificio Holiday, en Calella, se declaró un incendio. Tres personas de un grupo de “delincuentes habituales” fueron los autores de este acto. 

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron cinco dotaciones de Bomberos, seis patrullas de Mossos d’Esquadra y tres de Policía Local.  

Al parecer, cuando la policía llego al lugar de los hechos, tuvo que enfrentarse con este grupo de vándalos que iban armados con bates de béisbol y machetes. 

Estas situaciones, tal y como ha declarado en varias ocasiones Marc Buch, esta situación de violencia extrema en las calles de Calella, provoca mucha inseguridad entre los vecinos del municipio. 

Ahora, tras la libertad de dos de los tres vándalos, la situación ha llevado al alcalde a hablar sin tapujos sobre la violenta situación de su ciudad.