Captura de pantalla de Twitter

POLÍTICA

La izquierda propalestina redobla su ofensiva en Cataluña

Estudiantes y activistas llevan a cabo varias acciones para ejercer más presión sobre gobiernos e instituciones


La izquierda ha enarbolado la bandera palestina y utiliza sus habituales estrategias para imponer sus ideas e impedir el debate sobre un conflicto complejo como el del Próximo Oriente. La izquierda catalana ha aumentado en las últimas horas el nivel de tensión con varias movilizaciones pidiendo el fin de las hostilidades de Israel en Gaza. Una de estas protestas acabó con la intervención de los antidisturbios de los Mossos d’Esquadra.

El primer foco de tensión fue la Universidad de Barcelona, donde un centenar de activistas bloqueó los accesos alterando la normalidad académica. Se suspendieron las clases en al menos cuatro facultades, y hubo una protesta en la plaza Universidad para exigir a los gobierno el fin de la complicidad con Israel. Detrás de las movilizaciones había el sindicato estudiantil de la izquierda independentista (SEPC), así como entidades estudiantiles de solidaridad con el pueblo palestino.

Los estudiantes izquierdistas bloquearon también los accesos a la Universidad Autónoma de Barcelona, en solidaridad con la causa. El sindicato unionista S’ha Acabat denunció la alteración del funcionamiento de la vida académica y pidió la sanción a los estudiantes responsables. “No existe justificación ninguna”, alegaron, “para cerrar un día entero la universidad por una huelga externa a los problemas de los jóvenes”.

Especialmente beligerante es el grupo de estudiantes de la UB que se organizan en torno a las siglas Universitats amb Palestina y Grup de Palestina UB. Estos estudiantes llevan días acampados para ejercer presión sobre las autoridades académicas, en un claustro extraordinario aprobaron una moción para pedir la ruptura institucional con Israel. Pese a conseguir el objetivo, los estudiantes siguen acampados.

Tensión con la policía en Barcelona

Activistas propalestina realizaron ayer una performance en solidaridad con Palestina frente a la sede de promoción económica de la Generalitat. La presencia de los activistas en un edificio institucional obligó a los antidisturbios a intervenir, generando momentos de tensión que acabó con la disolución de la convocatoria. Los agentes retomaron el control del espacio con un amplio cordón que logró restablecer la tranquilidad.

En una rueda de prensa anterior a las cargas policiales, los activistas pidieron que el próximo gobierno catalán rompa relaciones con Israel en solidaridad con Palestina. Los activistas tildaron de “vergüenza” la actuación de la policía, recordando que la suya era una protesta pacífica. Su acción contó con la complicidad de otras organizaciones de izquierdas de Barcelona, que también denunciaron las cargas policiales.

Objetivo, ejercer más presión

Pese a que el Gobierno de Pedro Sánchez está liderando una corriente diplomática propalestina en Europa, la izquierda no tiene suficiente y quiere más. Las últimas acciones en Barcelona tienen como objetivo ejercer más presión sobre el gobierno catalán para que rompa relaciones con Israel. La izquierda propalestina en Cataluña niega sistemáticamente cualquier debate y ahora redobla la presión con acciones.

➡️ Política

Más noticias: