Imagen de militantes independentistas quemando carteles de ERC, CUP y Junts per Catalunya

El independentismo radical ya calienta las calles

Josep Costa llama a la movilización para hacer caer a los dirigentes

El acelerado proceso de descomposición del procesismo se concreta en una realidad: las cúpulas de los partidos ya no controlan a sus bases. Se vio con la campaña abstencionista en las generales del 23-J. Y se está viendo en la presión de los sectores radicales para que Junts no dé su brazo a torcer ante el PSOE.

Entidades y activistas en la órbita del independentismo radical son conscientes de la oportunidad histórica. Por eso han elevado el tono estos últimos días. Amenazan con volver a las calles y hacer caer a los líderes procesistas si invisten a Pedro Sánchez a cambio de migajas.

Su posición es clara, o amnistía y referéndum o bloqueo político. Cualquier estrategia de Junts que no asuma esta dicotomía será entendida como un desafío y dará pie a un nuevo período de movilización en las calles. Así lo han formulado en las últimas horas.

'Hay que volver a salir a la calle'

Josep Costa, jurista, exdiputado y activista independentista, ha planteado la necesidad de volver a las calles. “Ahora toca ser más que el año pasado, llenar las calles porque no podemos esperar que nadie nos haga el trabajo”, ha dicho. Y ha advertido de que el resultado de las elecciones “no será la solución”.

Lo ha formulado en una tertulia con Albano Dante Fachín organizada por Vilaweb. El que fuera exdiputado de Junts per Catalunya y vicepresidente de la mesa del Parlament, ha puesto el acento en la “movilización de la gente”. Hasta el punto de que ha animado a salir a la calle para derrocar al actual gobierno en minoría de ERC.

Costa recuerda que “desde el 2008 hasta el 2017 cambiamos al 95% de la clase política independentista”, y cree que “ahora lo tenemos que hacer”. Para él, lo importante es “el impulso de la gente”. En este sentido, pide anotar las fechas del 11 de septiembre y el 1 de octubre “para empujar las cosas”.

Llaman a nuevas movilizaciones

Josep Costa representa el sector radical del independentismo enfrentado a las cúpulas de los partidos. Fue uno de los promotores del abstencionismo como castigo a los partidos. Y ahora plantea la necesidad de volver a las movilizaciones para forzar a ERC y Junts a avanzar hacia la autodeterminación.

La posición de Josep Costa coincide con el sentimiento de frustración de las bases procesistas. Entidades como Òmnium vuelven a ponerse a la vanguardia de la lucha por el referéndum como cuestión innegociable. Y apelan a la movilización como alternativa al tacticismo de los partidos.

Estos sectores están a la espera de lo que ocurra con las negociaciones entre Junts y el PSOE. Pero ante una "traición" a sus objetivos ya preparan el terreno para un otoño caliento de movilizaciones. Y es que el 23-J ha reactivado a un procesismo que estaba apagado.