Primer plano de Laura Borràs con una mirada triste

POLÍTICA

ERC abre otra guerra con Junts por Laura Borràs y la amnistía

Oriol Junqueras vuelve a abrir la caja de los truenos

Los acuerdos de investidura de ERC y Junts con el PSOE prometen ser la continuación por otros medios de la guerra dentro del procesismo. Los republicanos ven el sí de Junts como el triunfo de su tesis de la negociación, y los postconvergentes esperan que el triunfal regreso de Puigdemont les devuelva la hegemonía. El próximo campo de batalla entre ambos partidos será la amnistía.

El presidente de ERC, Oriol Junqueras, ha abierto otra guerra al decir que Laura Borràs no puede beneficiarse de la ley de amnistía. “Ha sido condenada por corrupción, por fragmentar contratos públicos. No tiene nada que ver con la celebración del referéndum”, ha dicho tajante.

La inclusión de Laura Borràs en la amnistía siempre ha generado un tenso debate en el seno del procesismo. Para Esquerra es una oportunidad para debilitar al sector radical de Junts. Los postconvergentes, sin embargo, defienden a su presidenta como “víctima” de la “persecución judicial” contra el independentismo.

ERC ataca y Junts responde

En un debate en Salvados, anoche en La Sexta, Junqueras fue rotundo al dejar a Laura Borràs fuera de la amnistía. Se trata de una cuestión peliaguda, que ya anteriormente había provocado tensión entre ERC y Junts. Los postconvergentes consideran a la expresidenta del parlament víctima del lawfare.

Esta ha sido precisamente una de las claves del acuerdo de Junts con el PSOE, la inclusión en la amnistía de los casos de lawfare. Laura Borràs fue condenada a 4 años y medio de cárcel por fraccionar un contrato para beneficiar a un amigo cuando era presidenta de la Institució de les Lletres Catalanes. Para su partido, es un caso flagrante de lawfare.

Las declaraciones de Oriol Junqueras han provocado la reacción inmediata de Francesc de Dalmases, que fue mano derecha de Laura Borràs. “Qué lástima, el Junqueras, ha acabado siendo la suma de sus fracasos, su odio y sus renuncias”, dice en un tuit. El exvicepresidente de Junts llama al presidente de ERC “deshecho político caducado”.

Laura Borràs se defiende

En una entrevista en El Nacional, Borràs ha reiterado que se siente víctima del lawfare, es decir, de la persecución judicial contra el independentismo. “Yo he tenido un juicio sin garantías, donde si yo hubiera querido llegar a acuerdos habría podido hacerlo. Nunca he buscado soluciones personales”, ha afirmado.

Según sus palabras, “se trata de reparar todo aquello que se ha sufrido, y el lawfare es uno de estos aspectos. ¿Yo lo he sufrido? Sí. ¿El lawfare tiene que entrar en la amnistía para que sea omnicomprensiva y reparadora? También”.

 

➡️ Política

Más noticias: