Primer plano de Pablo Echenique con cara de susto

POLÍTICA

Pablo Echenique se pronuncia sobre la investidura y la gente acaba riéndose de él

‘Cero lecciones de gente como tú’

Que Podemos y Sumar están en guerra civil lo sabe todo el que siga la política. Y en este sentido, Pablo Echenique no escatima en reproches a sus presuntos aliados de Sumar. El último ha venido a raíz de la investidura, o sea, de que Irene Montero tenga un pie fuera del gobierno.

La impotencia de Podemos

Desde que la vicepresidenta Díaz monopolizara la “izquierda a la izquierda” del PSOE, Podemos está inmerso en un despliegue de rabia e impotencia. La pérdida progresiva de votos y, por lo tanto, de figuras, ha ido desangrando el partido. Siendo una de las últimas caras reconocibles en pie la ministra de Igualdad, Irene Montero.

Tragaron ya con verse incluidos en la lista de Sumar y, después, con votar sí a Sánchez. No era raro, pues, que Podemos - y Montero en particular - se hicieran fuertes en un nicho ideológico para diferenciarse. Y este no podía ser otro que la igualdad, el feminismo y, en fin, la constelación de asuntos relativos al género.

Es en esta línea  que se ha pronunciado en redes Pablo Echenique: para criticar la pérdida de feminismo del próximo gobierno. Este ha sido su mensaje:

Y si el asunto va de Podemos e Irene Montero, la polémica está servida: como se suele decir, “la ha dejado botando”. La contradicción entre criticar a un gobierno y apoyar su investidura es demasiado evidente como para que te la dejen pasar. Eso, y más de una risa y burla, es lo que le ha caído a Echenique.

Crítica mayoritaria: ‘Pues ya sabéis, a votar no’

Dicho de mil maneras diferentes, con más o menos gracia, las respuestas que ha recibido Echenique iban por la misma línea. Una falta de continuidad entre la crítica a Sánchez y a Sumar y la orientación del voto de Podemos. Asunto este que, además, fue aprobado en un 86 % por los militantes de Podemos.

Desde “menos demagogia y más dignidad” hasta “lo que no puedes hacer es quejarte y votar sí”. Esta es, en resumen, la esencia del problema que tiene Podemos. Veremos cómo evoluciona el discurso del partido, eso si sobrevive al abrazo del oso de Sumar.

Capturas de varios tuits riéndose y criticando a Pablo Echenique