Primer plano de Anna Grau de Ciudadanos posando para una entrevista
POLÍTICA

Ciutadans pone en un aprieto al PSC

Pedirán que se posicione claramente en contra de la amnistía

El PSC votará hoy en contra de la resolución de ERC, Junts y CUP para que el Parlament se pronuncie a favor de una amnistía. El partido de Salvador Illa apuesta por la prudencia en el marco de las negociaciones por la investidura de Pedro Sánchez. Creen que aún es pronto para un posicionamiento firme.

Pero el voto en contra de los socialistas catalanes no implica su ‘no’ a la amnistía, sino que sólo aplaza su decisión. El grupo parlamentario Ciutadans lo considera hacer “trampas al solitario”. Su intención es presentar una propuesta para obligar al PSC a pronunciarse en contra de los planes de Puigdemont.

Logo de WhatsAppNUEVO EN WHATSAPP: Únete a la comunidad de E-Notícies y comenta sin censura las noticias de verdad.

El partido de Carlos Carrizosa solicitará en el pleno de hoy “el rechazo a la impunidad de los delitos que se cometieron en 2017”. Su propuesta lleva implícita la “reivindicación de las acciones que en 2017 detuvieron el golpe a la democracia”. Con ello pretende señalar las contradicciones del PSC.

Más presión para Salvador Illa

Frente a la resolución de los partidos independentistas, el PSC defenderá su posición de seguir avanzando en el diálogo para resolver el conflicto en Cataluña. Los de Illa quieren evitar adelantarse a las negociaciones entre el PSOE y ERC-Junts. Pero PP y Cs presionan para que abandonen la ambigüedad.

Los populares y los naranjas ya pusieron el foco sobre Salvador Illa el pasado miércoles, pidiéndole que frenara los planes de Sánchez y Puigdemont. Hoy volverán a la carga con una propuesta que pone a los socialistas en un aprieto. Les pedirán su claro rechazo a la amnistía en el pleno de este viernes.

Cs denuncia además que el PSC, mientras vota en contra de la resolución de ERC, Junts y la CUP, “permite que la Mesa del Parlament admita a trámite propuestas inconstitucionales”. Lamentan también la deriva de los socialistas catalanes desde 2017 hasta ahora. Es decir, de enfrentarse al desafío independentista, a “reactivar el procés”.

En defensa del castellano

El partido de Carlos Carrizosa ha querido aprovechar el debate de política general para tomar posiciones en el frente constitucionalista. Además de la solicitud contra la amnistía, propondrá medidas para reactivar Cataluña. Desde el impulso económico y el alivio fiscal hasta la reducción de las listas de espera en la sanidad y más vivienda social.

Aunque la medida de CS que más llama la atención es la modificación del Estatut para acabar con la distinción entre lengua propia e impropia. Los naranjas apuestan por la igualdad entre el catalán y el castellano. Pedirán el cumplimiento del 25% de castellano en las aulas y que el catalán deje de ser requisito para acceder a la función pública.