Fotomontaje de Pere Aragonès con Anna Simó al lado con una clase de educación primaria de fondo
POLÍTICA

El blindaje fallido del catalán por parte del Govern

El ejecutivo de Pere Aragonès recibe otro revés judicial

Este jueves se hacía público que el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) obligaba al colegio Turó del Drac, de Canet de Mar, a impartir una asignatura troncal en castellano. De este modo, los magistrados tumbaban el recurso presentado por el Govern. Un recurso que tenía como objetivo impedir la voluntad de unos padres de que su hija fuera escolarizada en esta lengua, por lo menos, en un 25% de las horas lectivas.

En el año 2021, el mismo TSJC ya dictó que la niña en cuestión recibiera un 25% de las clases en castellano. Era una medida cautelar y la Generalitat se activó para no hacer efectiva la orden del tribunal. Presentó el recurso que ahora han tumbado e incluso impulsó una ley -pactada entre ERC, Junts y PSC- para “blindar el catalán en la escuela”. Era el enésimo intento de impedir que el castellano se convirtiera también en una lengua vehicular en los centros de Cataluña. 

Imagen de Pere Aragonès y Laura Vilagrà en el Parlamento de Cataluña

Si buscamos en Google “el Govern blinda el catalán en las escuelas” aparecen noticias de 2023, de 2022, de 2021 y también de 2020. Varias de ellas incluso se repiten en un mismo año. Cada cierto tiempo, las autoridades catalanas anuncian que, ahora sí, han conseguido blindar la inmersión lingüística en los centros educativos de Cataluña. 

Es una especie de día de la marmota. Cada año el Govern afirma haber blindado el catalán en las escuelas, pero la realidad demuestra que, de blindaje, nada de nada. El último decreto ley que aprobaron ERC, Junts y PSC parece haber quedado en papel mojado tras la última sentencia del TSJC. La única diferencia respecto al pasado es que, esta vez, el TSJC no habla de porcentajes, sino de impartir una asignatura troncal en castellano. 

Se trata, pues, de otro intento fallido por parte del Govern de blindar el catalán en las escuelas. De hecho, esta cuestión genera muchas críticas a las autoridades incluso por parte de los propios independentistas. Y es que no son pocos los que denuncian que los partidos procesistas luchen para que se hable en catalán en el Congreso o en Europa, mientras son incapaces de proteger la inmersión lingüística en Cataluña. Eso sí, el ejecutivo aún puede presentar otro recurso al mismo TSJC.