Imagen de los líderes del PP Alberto Núñez Feijóo y Alejandro Fernández, desafiantes, con un fondo en llamas

POLÍTICA

Alejandro Fernández marca el camino a Feijóo

Señala 'la gran diferencia moral que nos separa del sanchismo'

Alberto Núñez Feijóo pareció despejar durante el debate de investidura todas las dudas sobre su posición con los independentistas catalanes. “Tengo al alcance los votos para ser presidente”, le dijo a Pedro Sánchez, “pero no acepto pagar el precio que me piden para hacerlo”. Pero la filtración de que Puigdemont estaría dispuesto a votar con el PP en una moción de censura vuelve a abrir el debate.

Llegados a este punto, Feijóo tendrá que decidir si aceptar los votos de Junts para echar a Pedro Sánchez de la Moncloa. O mantener su palabra, rechazar a los independentistas y permanecer en la oposición. Frente a este dilema, Alejandro Fernández, presidente del PP en Cataluña, le ha marcado el camino.

Fernández ha deslizado que pactar con “golpistas” para llegar al poder pondría al PP a la misma altura que el PSOE. “Es la gran diferencia moral que nos separa del sanchismo, y debe ser preservada”, ha añadido, “sin un solo matiz”. Este debate fue precisamente el que abrió la guerra entre Fernández y Feijóo.

Desafío a la estrategia de Génova

El presidente del PP catalán cargó contra Feijóo cuando se conoció que se había abierto a negociar la investidura con el partido de Puigdemont. Su denuncia pública abrió una crisis entre Génova y Alejandro Fernández. En el fondo está la discusión sobre la estrategia de los populares para crecer en Cataluña.

Alejandro Fernández ha sido el hombre que ha pilotado el barco del PP catalán durante los años duros del Procés. Como tal, su principio es de confrontación total y sin reservas contra el independentismo. En cambio, el equipo de Feijóo, desde la distancia, cree que hay que copiar la estrategia ganadora del PSC.

Esta consiste en asimilar el marco mental del independentismo para acabar con el Procés. Algo que Fernández no está dispuesto a asumir, ya que como él mismo dijo “Junts es mi rival” y “no hay nada que hablar con ellos”. Ahora vuelve a la carga, avanzándose a una posible alianza con Junts para echar a Pedro Sánchez.

Perfil propio para el PPC

Hoy mismo, Alejandro Fernández marca terreno en una entrevista en El País, donde afirma que “el PP catalán debe tomar decisiones de forma más libre”. Se trata de un nuevo desafío del líder popular catalán contra “las tutelas” del PP nacional. En Génova vuelve a abrirse el debate sobre el liderazgo en Cataluña.

Fotografía de Alejandro Fernández en un atril durante un mítin del PP en Barcelona

Feijóo quiere tener en Cataluña a alguien de confianza que secunde su estrategia en los momentos más delicados. Por ejemplo, si efectivamente aparece la oportunidad de una moción de censura contra el Gobierno. Pero para ello tendría que abrir una crisis en el PP catalán, a un año de las elecciones autonómicas.

Esto fue precisamente lo que disuadió a Génova de forzar un congreso regional para echar a Fernández. El sector feijooísta, representado por Xavier Garcia Albiol y Manu Reyes, tendrá que esperar un poco más. De momento, Fernández no solo se mantiene en el poder sino que además sigue dando la batalla ideológica.

➡️ Política

Más noticias: