Primer plano de Xavier García Albiol con cara seria y alzando el dedo índice de su mano izquierda

POLÍTICA

Xavier García Albiol sacude al Govern por las okupaciones

El mediático alcalde Badalona no desaprovecha ninguna oportunidad para reivindicar la lucha contra la okupación

Los ayuntamientos se ganan, se mantienen y se pierden por una lógica electoral propia. Y esta consiste en tratar los asuntos que preocupan de manera más inmediata a los vecinos. Un ejemplo es la okupación: por esto y otras cosas, Xavier García Albiol triunfa en Badalona.

La lucha contra la okupación: el éxito de Albiol

A excepción de algunos pocos, nadie defiende o entiende la okupación. Y el ciudadano corriente menos: ve su propiedad en riesgo y no comprende la situación kafkiana que hay para poder sacar a los okupas. Como es natural, esto un maná ideológico para los partidos de centro y de derecha.

Por ende, es algo que explotan para capitalizarlo electoralmente y, después, comunicarlo a los cuatro vientos. El último ejemplo es de esta misma semana. El desalojo de La Ruina, que se prometía conflictivo y afortunadamente no lo fue, fue reivindicado por Anna Grau como un éxito propio.

Pero si ahora mismo hay un campeón político con este tema, ese es Xavier García Albiol. Uno de sus reclamos electorales fue luchar contra la okupación y, sabedor de cómo funciona un municipio, no lo ha olvidado durante su gestión. A tenor de lo ocurrido esta semana, el alcalde de Badalona ha enviado este mensaje por X:

‘La okupación en Badalona no es bienvenida’

Albiol se jacta en el mensaje de haber evitado recientemente ‘tres okupaciones ilegales conflictivas en Badalona’. Esto lo dice con un claro ánimo comparativo: en comparación con el resto de España y con Cataluña. Recordemos que el reciente desalojo de La Ruina ha tardado mucho tiempo en producirse y tras algún intento frustrado.

Albiol, por su parte, procura ser lo más radical posible con este tema. Ha puesto de moda por ejemplo acudir él mismo a las operaciones de desalojo e incluso a negociar con los okupas. Esto le ha llevado a tener una abrumadora mayoría absoluta con el 55% de los votos.

Primer plano de Xavier García Albiol besando la vara de alcalde de Badalona y mirando fíjamente a cámera

En este sentido - y por los menos en los ayuntamientos - las opciones políticas de izquierda e incluso soberanistas se topan con el problema de la okupación. Mientras no hagan una reflexión al respecto, ocurrirán fenómenos como el de Badalona. Es decir, independentistas y socialistas votando en función de sus necesidades, es decir, votando a la persona.