Protesta de un centenar de personas en las calles de Barcelona con banderas de color lila

ACTUALIDAD

La UB pide el cese del vicerrector Jordi Matas investigado por acoso sexual

El personal y estudiantes de la Universidad de Barcelona se han concentrado para pedir el cese del vicerrector

Estudiantes, profesores y personal de la Universidad de Barcelona (UB) se han unido en una contundente protesta. Exigen la dimisión del vicerrector de Relaciones Institucionales, Comunicación y Política Lingüística, Jordi Matas. Esto se ha producido en el contexto de la revelación de un caso de acoso a una alumna que ha generado indignación en la comunidad universitaria.

Una investigación realizada por eldiario.es ha sacado a la luz una serie de mensajes de contenido sexual que Matas habría enviado a una alumna en el año 2016.

Los mensajes de acoso

Los mensajes, que incluyen expresiones explícitas como "Hoy he vuelto a soñar contigo, nos lo pasábamos muy bien", fueron denunciados por la afectada ante la Unidad de Igualdad.

Sin embargo, la universidad concluyó la investigación sin imponer medidas sancionadoras, argumentando que no se había producido ninguna actitud reprobable.

La situación se complicó cuando, tras la negativa de la alumna a tener a Matas como tutor en su trabajo de final de grado. El vicerrector inició una persecución.

Los compañeros de la estudiante tuvieron que crear un grupo de Telegram para ayudarla a evitar al profesor, llegando incluso a sacarla por la ventana del aula para evitar su encuentro.

La investigación de la UB absolvió al profesor

A pesar de presentar pruebas con los mensajes de Matas, la investigación universitaria determinó que no se había producido ninguna actitud reprobable por parte del vicerrector.

Esta conclusión ha desatado la indignación de la Asamblea Feminista de la UB, formada por docentes, estudiantes y personal administrativo. Han solicitado no solo la dimisión de Matas sino también de otros cargos responsables de la gestión del caso.

Las manifestaciones estudiantiles han cobrado fuerza con alrededor de 200 alumnos congregados en el claustro de Letras, coreando consignas como "Jordi Matas agresor, rectorado encubridor".

Simultáneamente, un grupo de seis profesores ha firmado una carta abierta al rector Joan Guàrdia, pidiendo una investigación independiente de los hechos y la destitución cautelar de Matas.

Los docentes también instan a una revisión integral de los procesos de evaluación en casos de acoso y expresan su solidaridad con las víctimas.

A pesar de la presión creciente, la UB considera que el caso está cerrado y descarta, por el momento, el cese de Matas o la reapertura de la investigación. La falta de perspectiva de género en la resolución del conflicto ha sido criticada, y se insta a evitar la impunidad de los agresores.